Precios Transparentes: Más de un 30 % de los comercios están en infracción

Economía 07 de febrero
Un relevamiento a nivel nacional indica que la mayoría de los comerciantes no sabe cómo informar y un 30% incumple la norma. 

Más del 30% de los comerciantes del país no cumple con la norma de "Precios Transparentes" impulsado por el Gobierno nacional para diferenciar los costos de los clientes entre pagar en efectivo o tarjeta, según indica un sondeo realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), durante los cinco días posteriores a la implementación del programa oficial.

Al respecto, el presidente del organismo, Miguel Calvete, explicó que el estudio estuvo basado sobre 247 comercios de rubros tales como indumentaria, calzado, marroquinería, perfumería, electrodomésticos, artículos del hogar y electrónica ubicados en avenidas comerciales de varias provincias.

“Del total de las fiscalizaciones, el 32 % ha reportado infracciones a la norma, en virtud de no instrumentarla o de no hacerlo eficientemente”, señala.

En tanto, sobre ese porcentaje, INDECOM destacó que un 13 % de los comercios “no cumplieron con la reglamentación por no informar el Costo Financiero Total en caso de exhibir precios financiados o por no indicar si hay financiación”, el 12 % “está en infracción por “señalar leyendas de “cuotas sin interés”, siendo que las mismas ya cuentan con intereses incluidos” o por citar inscripciones tales como “consulte planes de financiación”.
 
En tanto, “el 7 % incluye a quienes colocaron carteles en los que “no coincide el total financiado con el resultado de monto y cantidad de cuotas” y a otros que “exhiben cartelería con planes de cuotas con diferentes costos de financiación”.

Las causas del incumplimiento
Sobre las causas del incumplimiento, el 61 % de los comerciantes reconocieron que “no entendieron cómo informar correctamente el cambio en los precios según los diferentes medios de pagos”, el 19 % dijeron que “no hicieron a tiempo para cambiar la totalidad de los precios exhibidos” y el 11 % reconoció “no ejecutar correctamente la norma por no estar de acuerdo con su implementación”, dado que consideraron que “la diferenciación de precios confunde a la gente y podría generar caída en las ventas”. Por último, el  9 % reconoció que “no la aplica porque ya cobraba precios distintos por pago “efectivo, en una cuota o débito” y pago “en cuotas con interés”.
 
En cuanto a los precios, incluyendo aquellos negocios que publicaron correctamente los precios, Calvete señaló que “un 18 % de los negocios mantuvo el precio en un pago o al contado, pero incrementó el cargo con financiamiento”, y detalló que “los aumentos en cuotas rondan entre un 5 y un 15 % promedio para seis pagos”. Por su parte, informó que “sólo el 8 % de los comercios redujo el precio en efectivo (entre un 5 y un 7 %), porque afirmaron que “ya venían bajando los precios de contado por la caída de ventas, lo cual les impide seguir bajando precios”.
 
El instituto de estadísticas de consumo detalló en su trabajo que “por un lado, muchos negocios sostuvieron que los clientes dudan a la hora de comprar, porque no entienden los diferenciales aplicados según los medios de pago” y que, por el otro, “un 20 % de los comercios manifestaron que los consumidores toman de mala manera que haya intereses en cuotas, aún en aquellos comercios en los que se bajaron los precios en efectivo”, porque dicen que “la gente estaba muy acostumbrada a pagar con tarjetas de crédito”.

Te puede interesar