Aseguran que continúa llegando gente a la Isla de Tierra del Fuego

Locales 11 de julio
Los datos arrojan que la mayoría son personas de otras Provincias, seguido de chilenos que vienen a radicarse a Ushuaia y Río Grande.
frontera

La inmigración interna y extranjera continua creciendo en Tierra del Fuego, donde los datos arrojan que la mayoría viene de otras provincias  y del país de Chile a radicarse tanto en Ushuaia como en Río Grande, y ahora elaborarán un informe para saber cuántas personas se van y cuántas vienen.

Al respecto, el secretario de Gobierno, Alejandro Ledesma, explicó –en diálogo con el programa Laberintos de Radio Provincia- que sólo en el 2016 “tuvimos 7.574 cambios de domicilio y lo que va del año estamos alrededor de los 4.200” por lo que se firmó un convenio con el RENAPER (Registro de Personas), “para saber cuánta gente se va y adónde se va”.

En ese sentido, indicó que los datos arrojan que es mayor la gente que se radica en Tierra del Fuego a la que se va, pero que gracias al convenio “ahora sabremos quienes se van y quienes vinieron”.

En principio, Ledesma indicó que, de acuerdo con los primeros informes, se sabe que “es mayor la gente que viene a la que se va, es decir que tenemos migración interna argentina y de países limítrofes como Chile, lo que es bueno saberlo para poder planificar salud, educación y seguridad, como los municipios en la urbanización para la gente que viene a buscar un futuro mejor”.

En tal contexto, los datos señalan que la mayor llegada de personas hacia la Isla Grande proviene “de otras provincias” y en el caso de los extranjeros “son de Chile, donde en el 2016 tuvimos 280 extranjeros, de los cuales se distribuyó 187 en Ushuaia, 81 en Río Grande y 2 en Tolhuin. En ese margen de extranjeros predominan los chilenos”.

En cuanto la llegada de personas de otras provincias, Ledesma precisó que “la mayoría son de Buenos Aires y Córdoba”.

CUIDAR LO QUE SE DICE EN LAS VACACIONES

Para el funcionario la inmigración que se da en Tierra del Fuego tiene que ver en parte como “un horizonte para radicarse” y por otro “cuando nos vamos de vacaciones la imagen que uno muestra, porque acá es más fácil comprarse un auto y una casa. Cuando ve eso un vecino, un familiar, piensa venirse acá y ahí es cuando tenemos que cuidar lo que decimos porque después vienen a la casa de un amigo, un familiar, no consiguen trabajo y se genera un problema”.  

Te puede interesar