La ex ministra Molina explicó el porqué de los materiales en depósito

Locales 01/07/2016
La funcionaria de Ríos se justificó al decir que la camioneta no tenía reparación, que las calderas no cumplían con las normas y que los libros llegaron cuando se estaban yendo.
Ampliar
Ex ministra de Educación, Sandra Molina - Foto: Archivo prensa

La ex ministra de Educación de la Provincia, Sandra Molina, salió a defenderse de las acusaciones de la actual gestión luego de que se encontraran elementos educativos nuevos y hasta una camioneta en estado de abandono en el depósito del Ministerio.

En diálogo con Radio Nacional Ushuaia, la ex funcionaria de Fabiana Ríos aseguró que el hecho "no puede calificarse de hallazgo porque es algo conocida por toda la comunidad educativa, ubicado en la zona delas fábricas, que tiene un cartel y en donde trabajan 15 empleados  del Estado que están en la organización de ese lugar”,  y afirmó que “en  la dinámica del sistema hay cosas que se vuelven en desuso y que deben ser guardadas. La baja patrimonial de los elementos del Estado tiene un proceso engorroso y uno las guarda en el galpón teniendo la perspectiva de que algún momento poder arreglar”.

Lejos de una solución, Molina dijo que  en el caso de la combi “es un modelo muy viejo, que yo explique que alcance a usarla en algún momento y si la podría haberla arreglar la hubiéramos utilizado”, pese a que desde el gobierno aseguraron que el estado del motor es muy bueno como así también el estado de la camioneta en general. Los recursos son finitos y se van tomando otras prioridades. El repuesto de esa camioneta es muy caro y que además no estaba en existencia en la provincia”, se justificó además.

En el caso de las caldera, Molina dijo que no fueron instalas en las escuelas que hacían falta porque “cuando quisimos usarlas los quemadores no cumplían con las normas de Enargas” y que las mismas estaban allí “desde la gestión anterior”.

Sobre las sillas y bancos, la docente aseguró que “en la final de la gestión contábamos con tres instituciones con posibilidad de habilitarlas; el jardín 127, escuela 11 y un secundario en Andorra (…) y una vez que se iniciaran las obras, vienen el inmobiliario con cada una de las instituciones que están prontas a ser inauguradas”.

En cuanto a los libros nuevos y material educativo, Molina justificó que se encontraban en el depósito porque  “llegaron cuando estábamos terminando la gestión”.

unnamed (8)

unnamed (7)

Te puede interesar