La reforma impositiva "permiten incentivar la producción" dijo CAME

Economía 03 de noviembre
La Confederación de las PYMES se mostró a favor del cambio impositivo que pretende el Gobierno, aunque pidió "un debate más profundo".

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) expresó estar a favor de la reforma fiscal porque "permiten incentivar la producción", pero pidió un mayor debate.

 “CAME expresa que en general las medidas permiten incentivar la producción, aunque algunas de ellas merecen un debate más profundo y con activa participación de los sectores involucrados de todo el país”, sostuvo el presidente de CAME, Fabián Tarrío.

Entre las consideraciones, la organización destacó que "es un proyecto que tiende a reducir costo fiscal, entre distintos tributos y Contribuciones Patronales dando un alivio al sector productivo" y remarcó que "una de las pocas ocasiones que se instrumenta gravar la Renta Financiera, reiteradamente solicitada por nuestra entidad".

"Sus puntos sobresalientes es que incentiva la reinversión de utilidades mejorando la inversión y la competitividad como vía de crecimiento y equilibrio macroeconómico", agrega.

No obstante, CAME observó "con preocupación que en el texto difundido no se hace mención a políticas diferenciadas orientadas a las PyMES y las provincias fronterizas que enfrentan en la actualidad un problema de competitividad, e inquieta el impacto sobre las economías regionales".

Otras observaciones:

  • Se grava la renta financiera: es una medida que venía siendo solicitada por CAME y le daría equidad al sistema tributario. Cabe aclarar que se debe monitorear su posible impacto en la tasa de interés que pagan las pymes y en la disponibilidad de financiamiento.
  • Se reduce el impuesto a las ganancias para utilidades reinvertidas: También impulsada por CAME, pero su efecto se verá a largo plazo porque la baja es gradual. Sería interesante se efectúe a corto plazo.
  • Devolución anticipada de saldos a favor de IVA para inversiones:resaltamos la importancia de una medida que fue una demanda histórica de CAME para todos los saldos acumulados, ya que en el régimen vigente generaba fuertes costos financieros su no devolución. Pero lamentamos que no se haga mención de la devolución de saldos a favor de diversos impuestos nacionales que las PyMES venimos acumulando desde hace años, y que además en muchos casos, no permiten una compensación entre impuestos, y menos aún con conceptos de seguridad social -y que tampoco tienen actualización alguna- a diferencia de las deudas impositivas de las PyMES con el fisco.
  • Mínimo no imponible para contribuciones patronales: buena medida, reduce el costo laboral de la pequeña y mediana empresa, pero su efecto es gradual. 
  • Impuesto al cheque a cuenta de ganancias: excelente medida ya implementada a través de la Ley Pyme en un 100% para micro y pequeña; y el 50% para mediana tramo I. CAME propicia que sean incluidos los monotributistas, que como no pagan ganancias, no pueden deducirlo.
  • Subas de impuestos internos: hay que analizar especialmente el impacto de estas medidas en las producciones artesanales de cervezas, bebidas alcohólicas como aguardientes, y en el caso de vinos, el impacto que esto puede tener sobre el productor (difícilmente ese impuesto se pueda trasladar a precios y lo más probable es que termine ajustándose hacia el precio del productor). Para CAME, la medida generará un fuerte impacto negativo en nuestras economías regionales, especialmente en el pequeño y mediano productor. Asimismo, rechazamos que el vino sea incluido en la nómina de “producto no saludable”. Por otra parte, preocupa el impacto en el NOA si se apunta contra el azúcar (que podría ser sustituido por otros insumos).

Te puede interesar