"El proyecto de desafectación rompe la burbuja inmobiliaria" 

Locales 03/08/2016
La Secretaria de Coordinación de Gestión municipal dijo que el proyecto le "molesta a algunos" del sector inmobiliario y cuestionó duramente a los concejales de la oposición.

La Secretaria de Coordinación de Gestión de la Municipalidad de Ushuaia, Teresa Méndez, valoró que el el proyecto para desafectar 1800 hectáreas en Ushuaia “rompe la burbuja inmobiliaria” generada durante 20 años y sostuvo que la iniciativa le "molesta a algunos”. Además apuntó a los concejales que se oponen en aprobar el proyecto porque " “tienen la visión de una ciudad chica".

La funcionaria recordó que  “hace algo más de 10 años que se cerró el registro de tierras por decisión del entonces intendente Jorge Garramuño, lo que evidentemente provocó que la gente empezara a buscar otra salida y se desarrollaran los barrios informales”, a lo que sumó que “si bien se van a desafectar 1800 hectáreas el Municipio va a intervenir unas 700, de las cuales 300 corresponden a nuevas urbanizaciones y las otras 400 implican la regularización de los barrios altos”.

Ante ello, remarcó que fue el intendente Walter Vuoto quien  “planteó como uno de los ejes fundamentales de su campaña la regularización de la tierra y desde el momento que asumió notamos un cambio de actitud de la gente que ocupaba esos espacios” al punto que “hoy no tenemos intentos de ocupación”, lo cual “sucede porque esos vecinos tienen esperanza en este modelo que estamos proponiendo que es un modelo de ciudad amplia e inclusiva, lo que necesariamente va en contra de la visión de una ciudad pequeña que algunos promocionaron durante tantos años”.

Quienes se oponen a esta ordenanza tienen esa visión de una ciudad chica y los argumentos que utilizan son absolutamente rebatibles. Cuando hablan de que nosotros no hicimos un estudio de impacto ambiental ellos saben que es lógico que no se haya hecho porque para eso antes es necesaria la desafectación; hablan de prefactibilidad de los servicios y la tenemos, es decir que se trata de terrenos que se entregarían cumpliendo las normativas vigentes”, continuó, y dijo que “además de haber sido avalado por más de 6000 personas que participaron en las distintas instancias públicas que se realizaron, este proyecto tiene el aval de la Universidad nacional de Tierra del Fuego, tiene el aval técnico del Consejo de Planificación Urbana que es un organismo previsto por la Carta Orgánica”.

Asimismo remarcó que “en estos momentos tenemos 53 ocupaciones informales porque no hubo entrega de tierras durante años. Y ahora escuchamos a algún concejal decir que vamos a desafectar 1800 hectáreas y que así le vamos a abrir la puerta a lo que ellos llaman usurpaciones. Acá hay que dejar en claro que la desafectación no implica que esa tierra deja de ser municipal. Desafectar quiere decir que va a ser una zona urbana y urbana rural, por lo que estamos pidiendo es el uso del bosque comunal”.

Explicó que “el área de Obras Públicas realizó los proyectos necesarios, acá no hay improvisación y no se trata de un loteo; acá hay un concepto de planificación integral de la ciudad, de una ciudad pensada en términos de conectividad de los barrios, pensada en términos de la existencia de jardines maternales, de escuelas primarias, quizás de centros comerciales, de sectores con sus propias plazas y con sus centros culturales. Y este proyecto también considera la preservación de los chorrillos y de los humedales”.

"Los concejales tienen la documentación necesaria desde hace mucho tiempo, le fue entregada casi en simultáneo en abril con la presentación que se hizo del proyecto en el centro cultural Esther Fadul. Algunos concejales se interesaron, estudiaron el proyecto e hicieron propuestas, y otros eligieron la denostación a través de los medios de comunicación”, respondió ante las críticas mediáticas de los ediles.

En referencia a algunos concejales expresó que “acá está faltando una mirada introspectiva, algunos concejales deben analizar por qué están en el lugar que ocupan, si solo es una cuestión de estatus o es un compromiso verdadero con la comunidad. Si se trata de un compromiso hacia la sociedad les pido que demuestren en la próxima sesión que respetan las leyes, que respetan la Constitución, pero que fundamentalmente respetan la condición humana de quienes hoy esperan que se les mejore la calidad de vida”.

“Esperamos que el miércoles sea un día de fiesta y que estemos todos integrados, que no haya diferencias entre los de arriba y los de abajo, los que tienen y los que no tienen derechos. No somos dueños de la verdad absoluta pero en esto sabemos que estamos en lo cierto, hay miles de vecinos que merecen vivir mejor”, manifestó.

     

Te puede interesar