Aseguran que la Ley de Góndolas bajará la inflación

Nacionales 03 de septiembre de 2016
Un estudio privado señala que los consumidores tendrán la posibilidad de gastar menos en productos locales y aumentaría la competencia en las grandes empresas.
Gondola 750x500
"La Ley de Góndolas ayudará a bajar la inflación" - Foto: Archivo Ushuaia 24

Un estudio realizado por  el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM)  asegura que la Ley de Góndolas, impulsada por el gobierno nacional y que establece que los supermercados tengan que disponer de un 20% de sus espacios a la venta de productos de Pymes y productores del país, ayudará a bajar la inflación dado los precios y la competencia que surgirá entre las grandes empresas.

Miguel Calvete, Presidente del organismo de estadísticas de consumo, indicó que el estudio se realizó sobre cadenas de grandes supermercados, almacenes, bocas de proximidad y autoservicios chinos, evaluando los precios de 253 productos de la canasta básica, en la Ciudad de Bs As, Gran Buenos Aires, Rosario y Mar del Plata.

“Existen diferenciales de hasta un 30 % entre productos elaborados por pequeñas industrias y aquellos que producen las grandes compañías” y agregó que “la aplicación de la norma impulsada por el Gobierno Nacional permitiría no sólo que los consumidores gasten menos porque podrían optar por los artículos más económicos, sino que, además, aumentaría la competencia y obligaría a las grandes empresas a bajar los precios para no perder ventas”, sostuvo Calvete.

En tanto aseguró que “actualmente es casi nula la participación de los pequeños productores en las grandes superficies de ventas, porque existe una cartelización muy importante por parte de esas industrias”. En ese sentido, explicó que “hoy los supermercados desfinancian a los pequeños productores, obligándolos a bajar los precios y liberando los pagos, con suerte, a un plazo de tres meses desde la entrega de la mercadería”.

Ante esto, al titular de INDECOM consideró que “la también denominada Ley de góndolas pymes permitiría generar un nuevo escenario de consumo, promoviendo la convivencia de los pequeños productores en general, de los hipermercados y autoservicios de proximidad, de los representantes de las economías regionales y de las cámaras de comerciantes”, aunque reconoció que “para ello, su instrumentación deberá estar acompañada de un Código de buenas prácticas para con el sector pyme, lo cual evitaría que se produzcan abusos de las grandes cadenas de posición dominante”.

Te puede interesar