La Provincia comenzó a estudiar el nuevo Código Procesal Penal 

Locales 10 de octubre de 2016
La gobernadora inauguró oficialmente la capacitación para que se implementen las nuevas leyes en la Provincia. Será la segunda junto con Salta.
unnamed (56)

La gobernadora Rosana Bertone inauguró oficialmente  la capacitación para la implementación del nuevo Código Procesal Penal de la Provincia que estará a cargo de  la Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura de la Nación, y de esta manera la Provincia estará, junto con Salta, a la vanguardia de las nuevas normas.

Cuando hablamos del Código Procesal Penal de la Nación, inmediatamente surgen en el escenario dos valores sociales fundamentales como la justicia y la seguridad, que fueron abordados por la Ley 27.063, dejando en su texto principios e instituciones jurídicas que tienden a virar la mirada del Estado por completo en materia penal”, dijo la mandataria.

En tanto explicó que “el nuevo Código Procesal Penal parte de los principios de formalización, celeridad, simplicidad, mediación, oralidad y, sobre todo, de la justicia en tiempo razonable”, toda vez que “ya en su enunciación marcan una mirada que tiende a acercar la justicia penal a la ciudadanía”.

Consideró que “con este enfoque novedoso que pasa de un sistema inquisitorio a uno acusatorio, se favorecerá la celeridad y la efectividad de los valores antes mencionados: justicia para las víctimas de delitos y seguridad para la ciudadanía, que pueda apreciar la eficacia de las leyes en tiempo oportuno”.

En ese marco, manifestó que desde el Gobierno Provincial “apoyamos y nos sentimos privilegiados de ser una de las primeras jurisdicciones, junto con Salta, en las que se implementará este nuevo cuerpo legal, porque nos permitirá estar a la vanguardia y que los cambios acerquen el Estado a los ciudadanos”.

Por su parte, el presidente de la Comisión Bicameral de Monitoreo e Implementación del Nuevo Código Procesal Penal de la Nación, Rodolfo Urtubey, aseguró que “queremos ser jueces que sean, realmente, quienes resuelvan la cuestión y no quienes participan desde alguno de los lugares de la contradicción que implica un juicio”, anotando que la tradición judicial argentina proviene del sistema francés, en la que el magistrado “tenía a su cargo la investigación” distorsionando su rol.

El especialista sostuvo que “necesitamos un juez que haga de tercero en el conflicto, porque eso le va a asegurar los derechos tanto a las víctimas como a imputados” y “a un fiscal que sea un perseguidor que ejerza la pretensión punitiva y que lleve las pruebas al Tribunal, para que resuelva”.

“La Defensa no solamente debe controlar que no sean afectadas las garantías de los imputados sino también deberá controlar el quehacer judicial”, completó.



Te puede interesar