El Fiscal pide perpetua y Pérez declara por última vez el miércoles

Locales 05/11/2016
El acusado de ser el autor intelectual del crimen de Claudio Prada brindará sus últimas palabras el miércoles antes del veredicto.

Fiscal pide perpetua por el plan del asesinato. Comienza a cerrarse una etapa de una de las historias del narcotráfico más sorprendente del país, cuando Diego “El Diente” Pérez brinde sus últimas palabras frente a los jueces Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Sur, antes del veredicto final.

El pasado viernes se dio por cerrada la etapa de alegatos, en donde el el Fiscal Nicolás Arias solicitó al Tribunal la pena de prisión perpetua para  Pérez, por considerarlo autor del Crimen de Claudio Prada, hecho que calificó como homicidio agravado con el concurso premeditado de dos o más personas y por el uso de arma de fuego. 

Para el magistrado, el caso tuvo el agravante de cometer el crimen de noche y en el domicilio de la víctima, y el atenuante que valoró fue que Pérez no tiene antecedentes en penales

“Existió un plan premeditado entre los tres sujetos que ya están condenados y Diego Pérez, para dar muerte a Prada”, afirmó el representante del Ministerio Público Fiscal, quien pidió al Tribunal que se tengan en cuenta las pruebas en conjunto y no por separado.

No obstante, la Defensa de Pérez representada por los Doctores Pedro Fernández y Matías Pérez Iglesias, alegó que la hipótesis del Fiscal “no reúne un grado de certezas”, por lo que entendieron que “no queda otra vía más que la absolución” de su defendido. 

El próximo miércoles Pérez dará sus últimas palabras en los Tribunales de Monte Gallinero.

La trama y un crimen narco

En 2008, Claudio Prada (reconocido instructor de esquí de Ushuaia) y su amigo Diego “El diente” Pérez fueron contratados para llevar el velero “Blas María” desde el puerto de San Fernando hacia Barcelona, España.

Los amantes de la aventura emprendieron el viaje en junio de ese año, pero un desperfecto en el barco hizo que tuvieran que recalar en Porto Seguro, Brasil. Allí descubren 100 paquetes de cocaína escondidos en la sala de máquinas, que hasta ese entonces desconocían el porqué del viaje del velero.  

Prada y Pérez decidieron no reportar el cargamento y por el contrario decidieron esconder la droga en las playas de Ilheus, en el estado de Bahía, Brasil, cambiando el rumbo de sus vidas.

Prada volvió a Ushuaia, mientras que Pérez decidió quedarse en Brasil para tratar de vender toda la droga, valuada en ese entonces en uno 500 mil dólares. Con el tiempo, Prada comenzó a alardear sobre el hallazgo y los comentarios comenzaron a escucharse. Por un amigo en común, Pérez se entera de esta situación.

Meses más tarde, Prada comienza a inquietarse al no tener novedades de Pérez, ni tampoco resultados del dinero que iban a lograr con la venta de droga, por lo cual comienza a sospechar y a temer por su vida. Ese temor lo contó en su círculo íntimo,   a quien le confió unas fotografías de su estadía en Brasil.

El miedo de Prada no lo traicionó; El 12 de junio de 2009 los hermanos Gustavo y Maximiliano Farías y Omar Caraffa aterrizaron en Ushuaia en un vuelo de Aerolíneas Argentinas en el que se embarcaron con documentos falsos. 

Tras alquilar unas cabañas en el Río Pipo y tras trabajos de inteligencia, el 19 de junio uno de ellos decidió esconderse en el domicilio de Prada, mientras que los otros dos hacían un seguimiento.  Esa mañana, mientras Prada subía las escaleras para ir a dormir,  Caraffa  lo golpeó y le pegó un tiro en la cabeza.

El cuerpo de Prada fue hallado tres días después.

Se cree que “El Diente” contrató a los sicarios rosarinos para matar a su amigo. La hipótesis podría ser que Pérez tenía contacto con los dueños de la drogada o que bien quería quedarse con todo.

Si bien los sicarios fueron condenados en el 2013 en los Tribunales de Ushuaia, hecho que usted puede ver en un vídeo de Ushuaia24TV, Pérez permaneció prófugo hasta este año cuando en un control de la Policía Federal lograron identificarlo en recoleta, pleno barrio porteño.

Con la condena o absolución de Pérez se cierra una parte oscura del narcotráfico, pero hasta el momento no se sabe quién es el dueño de esa droga, quién contrató a Pérez y Prada para el viaje y si el velero solo era una carnada para la Guardia Civil española por una carga mayor de droga.

Te puede interesar