Ganaron la Feria de Ciencias a nivel nacional y viajarán a Estados Unidos

Locales 16/11/2016
Se trata de los alumnos del colegio EMEI de Ushuaia quienes con un novedoso invento lograron ganar dos instancias del concurso que pone a prueba el conocimiento.
Ampliar
En orden: Profesor Martín, Tiago, Daniela y Sofía. - Foto: Ushuaia 24

Alumnos de la  Escuela Modelo de Educación Integral (EMEI) de Ushuaia logaron poner a ciencia en lo más alto al ganar dos instancias de la Feria de Ciencias y ahora irán a Estados Unidos a presentar el invento. Se tratan de los alumnos del “2° B”, Tiago Lerzo, Daniela Benítez, Sofía Ponce y el profesor encargado de acompañar el proyecto y apoyar a los chicos, Martín Ruiz.

Al respecto,  el docente de educación tecnológica del colegio secundario explicó a Ushuaia 24 que los chicos debieron pasar dos instancias “al participar en la Feria de Ciencias a nivel provincial, en donde logramos ganarla con el primer puesto con un trabajo destacado, como así también el primer puesto a nivel nacional”.

Por su parte, Tiago manifestó que el hecho de llegar a Estados Unidos con el proyecto “genera mucha emoción porque es una experiencia nueva en base a un trabajo que hicimos durante un año”.

“En Córdoba nunca pensé que íbamos a llegar a esta instancia, el solo hecho de estar ahí éramos ganadores”, agregó.

El proyecto por el cual ganaron las dos instancias se basa “en el guante con un circuito con fibra de carbono que funciona con resistencia y da calor. En Córdoba era algo desconocido porque allá generalmente hace calor y tenía desconocimiento del frío. Fue raro y novedoso”, explicó Daniela.

En tanto, Sofía precisó que su trabajo consistió en “la carpeta de campo a partir de la idea del profesor Martín de participar en una feria de ciencias de la cual nunca habíamos participado y nos generó mucho entusiasmo”.

Asimismo indicó que el proyecto del guante termoeléctrico “nació de Tiago, que también tenías ideas  para hacer una campera termoeléctrica pero era costosa y teníamos poco tiempo. También estaba la idea de la bota pero al contacto con el agua generaba un riesgo como así también la bufanda”.

Para la elaboración del invento los alumnos y el profesor debieron asistir los sábados a la escuela y quedarse después de hora. Además, en el caso de los chicos contaron con el apoyo de los padres en la compra de materiales y en apoyo en la iniciativa novedosa.

Te puede interesar