Eposto: “A la hora de levantar la mano, el empleado público lo va a pensar dos veces”

Locales 14 de marzo de 2018
El Secretario General del Gobierno habló del caso de los empleados públicos implicados en violencia de género y dio una advertencia a otros que puedan cometer ese delito.
eposto
Secretario General de Gobierno, Javier Eposto - Foto: Prensa

El titular de la Secretaría General de Gobierno provincial, Javier Eposto, amplió este miércoles el caso de los empleados públicos detenidos por violencia de género y advirtió que el congelamiento de los haberes para aquellos que cometan ese delito es para que se piense que “a la hora de levantar la mano la piensen dos veces”.

En diálogo con el programa EntreNosotros de Radio Provincia, el funcionario explicó que “la    semana pasada nos enteramos por redes sociales y la ausencia de dos empleados de la Secretaría de Deporte, llegando a la conclusión que estaban detenidos. Nos pusimos en contacto con el Juzgado de Río Grande, automáticamente se suspenden estos empleados sin goces de haberes hasta tanto la Justicia se expida en la culpabilidad”.

Eposto indicó que estos dos casos se suman al tercero ocurrido tiempo atrás con un empleado de Canal 11, que tuvo “acto de violencia muy fuerte sobre una psicopedagoga de una escuela” y que por ello “ese empleado queda exonerado del Estado provincial”.

Por otro lado, el Secretario aclaró que en el caso de que el agresor será el sostén de la familia, la Justicia puede presentar “un oficio pidiendo la cuota alimenticia y el porcentaje salarial, y automáticamente se deposita en la cuenta de la víctima. La intención es proteger a la victima y no dejarla sola, y estar cerca”.

No obstante, dijo que “se va a trabajar en cada caso. Trabajamos permanentemente con la justicia para ver el desarrollo de la causa” y que, en el caso de ser inocente, “automáticamente se reincorpora y se reacomoda su tema salarial”.

Denuncias de agresor por Daños y Perjuicios al Estado

En el caso de esos tipos de denuncia, Eposto sostuvo que “hay algo clave que una persona ingresa preso por una agresión física, creo que ganas de hacer algo por daño y prejuicio no va a tener”.

“Hoy tengo dos empleados presos por violencia de género, no van a trabajar y alguna acción tiene que tomar el Estado; no podemos mirar para el costado y si después nos hacen una denuncia trataremos de buscar los mejores abogados para el Estado”, afirmó.

Si bien, el funcionario dijo que “la acción es controvertida” por parte del Gobierno, “no nos queremos quedar en una situación pasiva, y también decirle al empleado público de que aparte de los problemas judicial, también puede tener problema en su trabajo y a la hora de levantar la mano la piensa dos veces”.

Te puede interesar