Día Mundial de la Enfermedad de Parkinson

Salud 11/04/2018
La doctora Beatriz Rostán, habla sobre las señales de la enfermedad, sus consecuencias y las señales que pueden mejorar la calidad de vida.

Desde el año 1997, la OMS estableció el 11 de abril como el día mundial de la Enfermedad de Parkinson en conmemoración al nacimiento del Dr. James Parkinson (1755-1824), quien la padeció y describió sus síntomas en 1817.

Desde entonces, su conmemoración sirve para trabajar en la concreción de dos grandes objetivos: difundir información sobre la enfermedad de Parkinson, su evolución y tratamiento, y concientizar y sensibilizar acerca de la importancia de la enfermedad y de sus consecuencias para los afectados, familiares y cuidadores. La Enfermedad de Parkinson (EP) es una enfermedad del sistema nervioso central ocasionada por: pérdida de neuronas dopaminérgicas (encargadas de producir dopamina: neurotransmisor muy importante para la función motora) y depósito de una proteína llamada alfa-sinucleína.

Esta enfermedad neurológica y crónica representa, por su frecuencia, el segundo trastorno, dentro de los denominados neurodegenerativos, situándose por detrás de la enfermedad de Alzheimer.

En la actualidad, se desconocen las causas que provocan la enfermedad y no tiene cura; sin embargo, existen una gran cantidad de terapias y tratamientos dirigidos a atenuar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas con Parkinson y de sus familias. La EP no afecta a todas las personas de la misma forma, podríamos decir que hay tantos Parkinson como personas que lo padecen. El desarrollo de distintos síntomas, las diferentes respuestas a los tratamientos farmacológicos, el distinto ritmo de evolución de la enfermedad, etc., hacen necesario un tratamiento y una atención personalizada.

Si bien las estadísticas hablan de un 10% que comienza antes de los 50 años, la edad promedio de inicio es de 60 años, aunque muchos pacientes tienen una enfermedad de “inicio temprano” que comienza alrededor de 10 años antes de los síntomas motores (temblor en reposo, bradicinesia, rigidez, inestabilidad postural). Por tal motivo es de vital importancia lograr un diagnóstico temprano y éste se relaciona con la detección precoz de los primeros síntomas. El diagnóstico temprano puede ayudar a una mejor calidad de vida.

Ninguno de estos signos o síntomas por separado deben preocuparlo, sin embargo, si usted tiene varios de estos, usted deber consultar con un médico neurólogo.

Síntomas del Parkinson

Temblor

¿Ha notado temblor en sus dedos, manos, mentón o labios? ¿Le tiembla la pierna cuando se sienta o se relaja? Los temblores o contracciones en las extremidades son síntomas tempranos y comunes de la enfermedad de Parkinson.

Letra Pequeña

¿Ha notado que su escritura es más pequeña que en el pasado? ¿Ha notado que la forma en que usted escribe las palabras ha cambiado? ¿Ha disminuido el tamaño de su escritura y junta más las palabras? El cambio radical y repentino en la forma o el tamaño en que usted escribe es un síntoma temprano de EP.

Pérdida del Olfato

¿Ha notado que ya no puede oler ciertos alimentos igual que antes? Si usted tiene problemas al oler ciertos alimentos como bananas, pepinos o en vinagre, o canela, es un síntoma de EP.

Problemas con el Sueño

¿Ha notado que usted se mueve mucho en la cama, patea o da puñetazos mientras se encuentra profundamente dormido? ¿Ha notado que ha empezado a caerse de la cama mientras duerme? Puede ser que su esposa(o) lo note, y tenga que cambiarse de cama. Los movimientos repentinos durante el sueño profundo pueden ser signos tempranos de EP.

Dificultad al Caminar o Moverse

¿Siente rigidez en su cuerpo, brazos o piernas? Algunas veces la rigidez desaparece cuando usted se mueve pero si no es así, puede ser una señal temprana de Parkinson. Si usted nota que sus brazos no se mueven al caminar, si siente que sus pies se "pegan" al piso, si hay dolor en la cadera u hombros, o si la gente comenta que usted se ve tieso, es un síntoma de EP.

Estreñimiento

¿Sufre usted de estreñimiento frecuente? Hacer mucho esfuerzo para poder defecar puede ser un signo temprano de EP.

Voz Baja

¿Le han dicho que su voz es baja o que usted suena ronco cuando habla? ¿Han habido cambios en el volumen de su voz o usted piensa que las personas a su alrededor se están volviendo sordas? cuando realmente es su voz la que está cambiando, es un signo temprano de EP.

Falta de Expresión Facial (Aspecto de Máscara)

¿Le han comentado que usted se ve enojado, serio o deprimido, aun cuando usted no está de mal humor? Este tipo de expresiones faciales es llamado aspecto de máscara y es, al igual que la falta de parpadeo, un signo muy común de EP.

Mareo o Desmayo

¿Siente usted que se marea cuando se levanta de una silla o de su cama? El mareo o el desmayo pueden ser síntomas de presión arterial baja la cual puede estar relacionada con EP.

Encorvamiento de la Espalda

¿Ha notado que su postura al pararse ya no es igual? Si usted, su familia o sus amigos notan que usted se está encorvando al estar de pie puede ser un signo temprano EP.

Cualquiera de estos síntomas podrían ser normales debido a otras patologías u otras causas, no necesariamente significa que usted tenga EP, pero si tiene varios de ellos consulte a un médico neurólogo.

Por la problemática que representan este tipo de enfermedades para la salud, la sociedad y la economía se sigue trabajando como avanzar la investigación y mejorar la vida de los pacientes con EP. Las principales prioridades de la investigación, van desde los descubrimientos en el laboratorio hasta el desarrollo de nuevos tratamientos para la EP.

Beatriz L. Rostán, Lic. en Psicología –Especialista en Psicogerontología

Te puede interesar