Van a la búsqueda del ARA San Juan 

Nacionales 07/09/2018
El  “Seabed Constructor”, de la empresa que asumió hallar el submarino, zarpa desde Comodoro Rivadavia a la zona de búsqueda de donde podría estar el ARA San Juan.
Seabed Constructor en el muelle de Comodoro Rivadavia (1)

El buque “Seabed Constructor” perteneciente a la empresa norteamericana Ocean Infinity, que ganó la licitación para encontrar al submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes, zarpa este viernes desde el puerto de Comodoro Rivadavia.

La Armada Argentina informó que el buque recorre la ruta de  zona de operaciones, donde se prevé que arribe después de un día y medio de navegación para iniciar las tareas de búsqueda submarina de localización e identificación fehaciente del Submarino ARA “San Juan”, según el contrato firmado tras haber ganado el proceso licitatorio.

Una búsqueda en el fondo del mar

La zona en la que buscará el Seabed Constructor será las mismas que ya buscaron los buques argentinos, rusos, estadounidense, y otros países que colaboraron en la búsqueda durante el 2017. 

Las tres áreas de búsqueda a barrer tienen profundidades que llegan a los 1000 m de profundidad y algunos sectores cuentan con cañones submarinos de 300 m y 1 km de ancho.

A bordo del “Seabed Constructor” embarcarán tres Oficiales observadores de la Armada Argentina, dos de ellos submarinistas y un hidrógrafo especialista en interpretación de imágenes, y cuatro familiares de los tripulantes del submarino como veedores.

El tiempo de búsqueda de la empresa será en un plazo de entre 60 y 120 días,  sin restricciones en cuanto al límite del área de búsqueda.

Cabe aclarar que el plan de búsqueda que desarrollará “Ocean Infinity” tendrá, necesariamente, tiempos en el despliegue de los AUVs, períodos de inmersión de 42 hs aproximadamente, recuperación de los mismos, descarga de la información recabada por los sensores acústicos y magnetómetros, y finalmente el procesamiento e interpretación de los datos.

La empresa apuntará a maximizar la superficie de barrido en el tiempo haciendo navegar a los AUV a una profundidad adecuada para asegurar la detección general de anomalías en el fondo. "Ante la detección de contactos en el lecho marino, su identificación se hará a través de un ROV, operación que implicará una reconfiguración del arreglo general de búsqueda y en consecuencia consumirá mayor tiempo" indicó la Armada.

Seabed Constructor en el muelle de Comodoro Rivadavia (2)

Te puede interesar