Preocupa la pérdida de clases por una toma de organizaciones en la UNTDF RG

Locales 11/09/2018
Los alumnos perdieron casi un mes de clases porque grupos estudiantiles mantienen tomada la sede. Aseguran que solo 20 están dentro de la sede de los 800 que van a estudiar.

Una gran preocupación existe en la educación de los alumnos de la Universidad de Tierra del Fuego (UNTDF), debido a que grupos estudiantiles organizados mantiene tomada la sede y por la cual, entre paros docentes y la toma, ya se perdió un mes de clases y el futuro es incierto.

La Coordinadora de la UNTDF de Río Grande, Nidia Benítez, informó esta mañana que “esta semana estamos en mesas de exámenes y los estudiantes de Río Grande no lo van a poder hacer, y también esta toma sumado a paros significa a un montón de pérdidas de clases. Estamos preocupados por los estudiantes porque es lo más importante que tenemos y esperamos que esos estudiantes puedan ver eso”.

En ese sentido, consideró que “hay otras formas de luchar; salir en las calles como salimos el 30, generando consciencia en la sociedad y también con nuestros estudiantes. Que en toda organización hay quienes están interesados y una gran mayoría que no les interesa y solo quieren estudiar”.

Respecto de lo expresado por las organizaciones que mantienen la toma, Benítez dijo que “ellos desde el primer día han planteado una toma en consonancia de otras universidades, pero al mismo tiempo que plantean una lucha respecto de las políticas de ajuste platean otras cuestiones como pedir a las autoridades, que están yendo. Yo como coordinadora voy y estamos dialogando, escuchando, pero ellos piden la presencia del rector”.

“Nos preocupa la universidad porque acá estamos en defensa de la universidad en cuestión presupuestaria, sino que también nuestra universidad que es joven y que nos falta todavía. Recién cumplimos cinco años de carreras, y si bien es una universidad chica se han triplicado las matrículas”.

En cuanto a lo que sucederá, la coordinadora señaló -en Radio Nacional Ushuaia- que “ellos van a seguir hasta el sábado y van hacer una nueva asamblea, periódicas, y el sábado van a resolver si continúan o no con la toma”.

No obstante, lamentó la situación ya que desde el cuerpo directivo “todo el tiempo hablamos con los estudiantes. Esperamos que se resuelva pronto y recuperar lo posible a todo lo que hemos perdido. El plazo para seguir la toma, en eso deberán intervenir el rector y la vicerrectora”.

Finalmente, Benítez reveló que quienes toman la sede se trata de un grupo reducido en comparación a los estudiantes que si quieren estudiar: “No es un grupo grande, en la toma se van rotando y haciendo reemplazos, y no hay mas de 20 chicos en todo momento y cuando hacen las asambleas serán 100 como mucho, dentro de una población estudiantil de 800”.

Te puede interesar