Quejas de vecinos por la convivencia entre pacientes y detenidos en la guardia del Hospital

Locales 09/09/2019
A diario los pacientes de la guardia del nosocomio deben soportar personas en estado de ebriedad y detenidos, y reclaman un espacio separado para esos casos policiales.

Vecinos de la ciudad se volcaron este lunes a la emisora FM Espectáculo para reclamar una separación entre pacientes y detenidos de la Policía en la guardia del Hospital Regional Ushuaia, ya que a diario deben soportar situaciones de violencia y momentos incómodos.

“Este fin de semana me tocó a acompañar a mi nieto, junto con mi hijo tipo 12 de la noche, y lo que pasó es que la policía llevó a personas detenidas, cumpliendo con su trabajo, pero los mismos presos se terminaron peleando con los pacientes”, contó Claudia, una oyente.

En ese sentido, indicó que “estuvimos toda la noche y los mismos presos y detenidos insultaban a la gente y discutían entre ellos”, por lo que planteó; “¿será que el próximo gobierno está pensando en hacer algo más privado en la guardia?

“Espero que la gente de arriba vea esto y se mejore”, expresó.

Por su parte, Sergio, otro vecino, contó que durante el fin de semana estuvo con su nieto “y los policías me pidieron salir de testigo” sobre uno de los detenidos en la guardia, quien luego lo amenazó con “cortarle la cabeza”.

“Había cuatro cinco borrachos a eso de las 3 de la mañana y es aberrante la situación porque hay niños, ancianos, personas en medio de gente ebria. Esa gente debería estar en otro sector y no en contacto con las personas que van con una emergencia y sería bueno que quien corresponda ponga un lugar privado. Los borrachos insultan y amenazaban y uno no va a pasear a ese lugar, donde hay que esperar una o tres horas”, se quejó.

Finalmente entendió la labor policial de tener que llevar a los detenidos a ese lugar y tratar de contenerlos, pero “la situación es desbordante”.

A diario los pacientes de la guardia del nosocomio deben tomar asiento con personas esposadas, algunos en estado de ebriedad y otros detenidos por otros delitos. No hay orden en la atención y son los mismos agentes de la Policía que deben solicitar la atención; en el medio niños, mujeres, hombres, deben aguardar ser atendidos juntos con esposados.

Te puede interesar