UCR: Insfrán busca "ajustar el torniquete represivo para acallar las protestas" por los derechos humanos 

Nacionales 06/03/2021
El partido emitió un duro comunicado apuntando al gobernador de Formosa que ordenó volver a Fase 1 por pocos casos de coronavirus. También reprochó la actitud de Alberto Fernández.
insfran
El Gobernador Gildo Insfrán acusado por delitos contra los derechos humanos

La Unión Cívica Radical (UCR) a nivel nacional emitió hoy un duro comunicado contra el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, quien ordenó aplicar la Fase 1 en toda la Provincia por pocos nuevos casos de coronavirus y reprimir todo tipo de protestas ciudadanas. 

"En Formosa el autoritarismo y las violaciones a los derechos humanos se profundizan. Después de larguísimos meses de una cuarentena estricta, abusiva y fracasada, el gobernador Gildo Insfrán quiere volver a encerrar a la población formoseña por un aumento de casos similar a los ocurridos en enero. Se activa un nuevo confinamiento por el fracaso del confinamiento eterno. No existe ninguna justificación epidemiológica y sanitaria al momento para proponer una medida generalizada y no adecuadamente calibrada y focalizada. Sin embargo, frente a las justificadas protestas ante esa decisión, el gobierno formoseño no tiene mejor idea que aplicar una dura represión produciendo serias lesiones en muchos ciudadanos que ejercían su derecho a reclamar", expresa el texto.

"Es claro que las decisiones de Insfrán no obedecen a prioridades sanitarias. Bajo el pretexto de la pandemia, su finalidad es ajustar el torniquete represivo para acallar las protestas y los reclamos por las violaciones permanentes a los derechos humanos y la libertad, la catástrofe económica y social, y el daño psicológico y a la salud causado por el férreo encierro que impuso durante 2020", agregó.

La UCR recordó que "en Formosa el gobierno impidió durante casi todo el año pasado el ingreso de personas a la provincia, dejando a miles de ciudadanos formoseños varados en los límites provinciales y sin poder volver a sus hogares. Se habilitaron Centros de Atención Sanitaria en condiciones inhumanas, con situaciones de higienes contrarias a cualquier recomendación sanitaria, encerrando compulsivamente a personas sospechadas de estar contagiados con personas infectadas, Se terminó metiendo presas a personas por protestar contra estas condiciones inhumanas, ocultando aviesamente cualquier información que revelara las condiciones de encierro y la evolución de la pandemia".

"En Formosa, como en el resto del país, faltan vacunas contra el COVID 19 y los formoseños también fueron víctimas de la injusticia de las vacunas “vip”", reveló el comunicado.

En tanto, el radicalismo subrayó que "en una provincia en la que hace 25 años gobierna la misma persona con férreo control de los medios de comunicación y la Justicia, donde más de 40% de la población es pobre y el empleo estatal representa más de 60% del empleo total, con tasas de mortalidad infantil, mortalidad materna y embarazo adolescente muy superiores al promedio del país, y donde las denuncias por violaciones a los DD.HH. han sido tan recurrentes como desoídas ¿podemos hablar de democracia real?".

"Los gobernadores de enclaves autoritarios como Formosa buscan contener los conflictos en el nivel local para evitar que escalen a nivel nacional, por el riesgo de de que el poder central promueva un cambio de régimen en esa provincia. Pero esto ya no es posible. La situación es insostenible y ha trascendido las fronteras provinciales. El gobierno nacional posee recursos institucionales para no convertirse en cómplice de estos abusos", reclamaron.

"La situación en la Provincia de Formosa es gravísima, antidemocrática y violatoria de la libertad y los derechos humanos. Insfrán es responsable por acción y el Presidente Alberto Fernández por omisión y complicidad.  Los formoseños tienen que gozar de los mismos derechos y garantías que les corresponde a todos los argentinos. Pero en la práctica no es así. Exigimos un inmediato cese de la represión, una normalización de la situación de varados y encerrados en los centros de atención sanitaria, un total respeto por la libertad y los derechos humanos, la razonabilidad y prudencia en la gestión sanitaria y la transparencia en el manejo de la pandemia".

"Trabajamos y redoblaremos nuestro esfuerzo para que en Formosa se pueda vivir con libertad sin restricciones y con todas las garantías y derechos que nos otorga nuestra Constitución Nacional. El futuro de Formosa se tiene que desarrollar con tolerancia, respeto para el que piense distinto, pluralismo y paz social. Y para los formoseños deseamos lo mismo que para todos los argentinos: libertad, igualdad, progreso, y una convivencia amable y pacífica", concluye el comunicado.

MÁS NOTICIAS