La mujer que mató a su pareja en Río Grande continúa "imputable" en la causa

Locales 26/12/2022
La Justicia decidió mantener esa caratula a Florencia Eliana Mancilla (27), que asesinó a su pareja Alexis Baciocchi, un tatuador y profesor de música de 35 años, porque la acosaba y amenazaba a sus hijos y otros familiares.
abc

La Justicia de Tierra del Fuego considera hasta el momento “imputable” a la mujer de la ciudad de Río Grande acusada de matar a puñaladas a su supuesto acosador sexual y que confesó el crimen en un video subido a las redes sociales, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Florencia Eliana Mancilla (27), quien en la filmación y todavía con las manos manchadas con sangre explicó que había acuchillado a Alexis Baciocchi, un tatuador y profesor de música de 35 años, porque la acosaba y amenazaba a sus hijos y otros familiares.

La mujer está imputada del delito de “homicidio simple” aunque la jueza de instrucción Nº3 de Río Grande, Cecilia Cataldo, le concedió la excarcelación la semana pasada, con el argumento central de que su libertad “no constituía riesgo procesal”.

De todas maneras, también se dispuso su internación en el área de Salud Mental del hospital de la ciudad debido a una pericia psiquiátrica que determinó un “peligro potencial para sí y para terceros”.

Más allá de esa medida, otro informe médico agregado a la causa determinó que al momento del crimen la acusada “comprendía la criminalidad de sus actos”, por lo que en esta instancia de la investigación se descartó su eventual declaración de inimputabilidad.

De hecho, la jueza de Familia y Minoridad que también interviene en el caso, Marina Montero, requirió informes a las autoridades sanitarias para establecer si la mujer podría ser dada de alta “con pautas específicas de tratamiento” ambulatorio.

Mientras tanto, la parte querellante que representa a familiares de Baciocchi apeló la excarcelación de Mansilla y se mostró molesta con la decisión.

“La familia (de la víctima) está muy molesta. Le concedieron la excarcelación a una persona que se manifestó autora del homicidio, cuando aún la familia no se pudo despedir del joven”, declaró la abogada Adriana Varisco, representante de la querella, en diálogo con la prensa fueguina.

Los investigadores ya tienen por demostrado que el domingo 18 de diciembre la mujer acudió a la vivienda del hombre, ubicada en la calle Punta Popper 363 del barrio Chacra XIII de Río Grande, y discutió con él antes de provocarle la muerte mediante ocho puñaladas por la espalda, según determinó la autopsia.

“Hace un tiempo que me amenazaba. Decía que yo era de él, que él era mi dueño. Y no paraba. Así que hoy le dije que lo iba a ver. Vine a su casa y le dije lo mal que me sentía, todo el tiempo. Traté de ser sincera. Le avisé que lo quería matar porque no me dejaba tranquila y soñaba muchas cosas”, explicó en el video que subió después a las redes sociales.

Allí, mientras esperaba la llegada de la policía y en evidente estado de shock, admitió: “Discutimos y lo apuñalé, no sé cuántas veces, porque se movía mucho, todo el tiempo se movía. No me dejaba hacer algo limpio para que no sufriera. En realidad quería que sufriera pero mi intención no era quitarle la vida, sino asustarlo tanto como para que no se pudiera meter nunca más conmigo”.

La Justicia busca ahora demostrar y reconstruir el presunto historial de acosos que la mujer dijo haber sufrido mediante pericias a aparatos telefónicos y computadoras.

Te puede interesar