Denuncian abandono de la obra social OSECAC Ushuaia contra una afiliada

Locales 27/07/2021
En los meses de internación en el Hospital Regional de Ushuaia la obra social no aportó un peso y quiso realizar un traslado de la paciente, que se encontraba en muy delicado estado, para evitar pagar una operación a la Clínica San Jorge.
abc

Una grave denuncia pública tuvo lugar en las últimas horas contra la obra social OSECAC Ushuaia por abandono de persona contra la afiliada Alejandra Migoni, a quien quisieron trasladarla desde la Clínica San Jorge hasta Río Grande en una ambulancia, en circunstancias en la que la mujer se encontraba en un muy delicado estado y con la necesidad de una operación urgente. 

La denuncia la realizó la hija de la afiliada, Micaela Muñoz, en sus redes sociales. A través de una extensa carta contó que "mamá estaba internada desde marzo en el Hospital Regional Ushuaia donde fue atendida por profesionales de la salud que nos sacamos el sobrero y estaremos siempre agradecidos, desde médicos, técnicos, enfermeros, maestranza, seguridad y demás", sin embargo "luego llegó el horrible momento del incendio donde mamá fue trasladada al Cochocho por urgencia obviamente, en su momento era un caos y hacían lo que podían pero esa madrugada se descompensó".

Tras eso, la mujer fue llevada a Terapia Intensiva de la Clínica San Jorge "donde tuvieron que colocarle asistencia respiratoria mecánica (un respirador) y sedarla nuevamente. Mamá estaba a la espera de una operación para mejoría de su cerebrito y fue en la Clínica donde un doctor nos dijo la peor frase, pero la más cierta, "Alejandra peor no va a estar, puede morir, necesita esa válvula ya, no puede esperar más, no va a mejorar sola" a lo que la obra social responde con un traslado a Río Grande que por cierto no fue notificado a nosotros los familiares sino directamente al sanatorio San Jorge".

La gravedad del caso, en donde la obra social evitó pagarle a la Clínica por la operación como ya ha sucedido en otros casos donde las confrontaciones que el sanatorio y la obra social tienen, han derivado en perjuicios de la salud y atención de los afiliados. "Me estaba bañando cuando me llama una médica y me dice la obra social acaba de avisar que están enviando la ambulancia para el traslado, buena técnica para que una mujer salga rápido de bañarse. No me daban los pies para correr, si me tenía que poner delante de las ruedas de la ambulancia lo pensaba hacer, todo se podía hacer acá, porque arriesgarla (en plena nevada, mamá saliendo de un respirador y una sedación, con un oxigeno conectada, un drenaje en la médula para ir evacuando el líquido que le apretás el cerebro con una traqueotomía y alimentación por sonda) no es recomendado", denunció.

Micaela apuntó a OSECAC por realizar una maniobra en donde corría peligro la vida de su madre.  "Gente de OSECAC, yo no soy médica pero si quieren le ponemos líquido en el cerebro a un familiar de ustedes que le haga tanta presión como la que contiene mamá, que ni siquiera abra los ojos, que no se pueda comunicar ni expresar, le hacemos una escara súper profunda, la dejamos 5 meses en cama, la alimentamos por sonda, le ponemos un oxígeno, una traqueotomía, le ponemos un drenaje en la espalda clavado para sacarle de a poquito líquido y la mandamos a Río Grande. O le pagamos a la clínica lo que corresponde, por la tecnología mucho más avanzada que poseen los profesionales que tiene y la predisposición", reprochó.

Por otra parte, la joven también contó que en los meses en donde su madre estuvo internada en el nosocomio local la obra social no aportó un peso para los insumos que necesitaba. "Somos nosotros los que sabemos que en los 5 meses del hospital no aportaron en nada, desde paquetes de algodón, hasta medicaciones de $5000 cremas de $10000 que nos duraban 3 o 4 días, pañales, apósitos, agua, toallitas húmedas, y todo, porque es así gente, el Hospital Regional Ushuaia no tiene insumos, y eso si es algo político eso si es un lavado de manos, somos nosotros los que les pedimos con una mano en el corazón, no la abandonen más".

"Atiendan a sus afiliados como corresponde, no como les convenga, porque hoy es mi mamá pero mañana puede ser un familiar suyo, y les aseguro que es desgastante, pero no desgastante acompañar a mamá en lo que esto implique, es desgastante lidiar con la burocracia, con papeles, abogados, tramites, noches sin dormir, gastando en movilidad, fotocopias, yendo y viniendo al policlínico que no sirve para nada, porque la poca gente que pudo atender a mamá en ese lugar la mandaba al hospital, porque nada tienen para hacer", se lamentó Micaela.

"Hoy en día mamá se encuentra a la espera de recuperación, en su momento se consideraba que podía quizás ser internación domiciliaria con un acompañamiento importante de profesionales en casa, pero luego se evaluó todo y no es recomendado, mi casa es una casa perfecta para nosotros, una casa repleta de amor, de aprendizaje, una casa soñada un HOGAR donde crecimos mis 3 hermanos y yo, donde llegaron sobrinos, animales, muchas emociones, mucho amor, compañerismo y respeto, pero no es apto para la complejidad de mamá hoy en día, necesitamos acompañamiento de parte de la obra social, que dicho sea de paso la tenemos por elección, ni mi mamá ni mi papá son empleados de comercio, optamos por confiar nuestra salud en ustedes", dijo.

Ahora la familia sigue a la espera de una respuesta por parte de la obra social para que la afiliada "pueda tener una rehabilitación como corresponde, hoy ya operada y con una válvula que le drena internamente el líquido esta apta para todo, sobre todo para mejorar".

MÁS NOTICIAS