Acto en Ushuaia en recuerdo al hundimiento del remolcador ARA “Guaraní”

Locales 19/10/2022
Personal de la Armada Argentina conmemoró el  64° aniversario del hundimiento del remolcador donde sus tripulantes perdieron la vida cuando se dirigían a una emergencia por el Pasaje Drake.
abc

Personal de la Armada Argentina conmemoró ayer el l 64° aniversario del hundimiento del remolcador ARA “Guaraní” en el monumento que recuerda a los marinos que perdieron la vida cuando se dirigían a una emergencia  por el Pasaje Drake.

El acto fue presidido por  el Comandante del Área Naval Austral (ANAU) y Jefe de la Base Naval Ushuaia, Contraalmirante Walter Ernesto Doná, acompañado por los titulares de destino y suboficiales de destino de la Zona Naval 98, representantes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, y representantes de las autoridades provinciales, municipales y legislativas.

Dura el acto, el Teniente de Fragata Leandro Norbis pronunció palabras alusivas recordando la historia del buque en la Armada Argentina: “El remolcador ARA ‘Guaraní’ se construyó en Estados Unidos y la afirmación del pabellón nacional tuvo lugar en Norfolk el 2 de febrero de 1947. Su arribo al país fue en julio del mismo año, incorporándose así a la Armada Argentina, con asiento natural en la Base Naval Puerto Belgrano. Se desempeñó como buque auxiliar y en ese rol remolcó y reflotó varias unidades al garete entre 1948 y 1952. En 1954 lo reclasificaron como buque de salvamento y fue asignado a la Estación de Salvamento de Ushuaia. Así desarrolló la tarea asignada recorriendo los canales fueguinos y la Isla de los Estados”.

Seguidamente, agregó: “En octubre de 1958 una emergencia sanitaria en la Antártida fue su última misión… Rápidamente, el remolcador al mando del Capitán de Corbeta Gerardo Zaratiegui completó su tripulación con personal de la Base Naval Ushuaia y zarpó hacia el Pasaje de Drake, el 14 de octubre a las 6 de la mañana. Poco a poco la intensidad del viento fue aumentando desde el oeste, provocando la aparición de grandes olas, típicas de un ambiente polar tormentoso. Sin embargo, el pequeño gigante capeó el temporal en pos de cumplir la misión que se le había asignado: prestar apoyo logístico y meteorológico desde el Pasaje de Drake”.

EL HUNDIMIENTO (WIKIPEDIA)

En octubre de 1958, siendo su comandante el Capitán de Corbeta Gerardo Zaratiegui, un cabo segundo del Destacamento Naval Melchior de la Antártida Argentina sufrió un ataque de apendicitis aguda. Para ser intervenido quirúrgicamente se solicitó plasma y medicamentos y para ello se envió un avión Douglas DC-4 de la Aviación Naval desde Río Grande.1​2​

Para prestar apoyo logístico y meteorológico desde el pasaje de Drake se designa al Guaraní. Su tripulación se conformó con personal del buque de la base naval de Ushuaia, zarpando hacia el sur el 14 de octubre. Al día siguiente se realiza el vuelo exitosamente. El Guaraní atravesó ese día un fuerte temporal, a diez millas al suroeste de Isla Nueva. La tripulación informó que buscó refugio en dicha isla para reparar una avería en una tapa escotilla, por la cual embarca agua en popa y en máquinas. Una comunicación posterior, truncada, fue el último vestigio del buque que se ubicaba a siete millas al sur del cabo Hall.

Al perderse todo contacto con el buque se dispone su búsqueda. Primero se realizó con el avión DC-4 que volvió a la base Melchior, uniéndose de inmediato otro DC-4. El destructor ARA San Luis zarpó el 15 de octubre desde la Base Naval de Puerto Belgrano y lo mismo hace el buque de salvamento ARA Diaguita desde Mar del Plata. El destructor ARA Cervantes partió desde la misma ciudad al día siguiente. Posteriormente se unió un avión Avro Lincoln de la Aeronáutica Argentina, una máquina de Aerolíneas Argentinas y las fragatas de la Armada de Chile Covadonga e Iquique.

Patrullas terrestres también colaboran en la búsqueda, pese al temporal que se desarrollaba. Días más tarde uno de los aviones descubre una gran mancha de aceite, repitiéndose luego el hallazgo en otra zona. Ambas manchas se encontraban a 220 y a ocho millas, respectivamente, del cabo Buen Suceso. Posteriormente se llevaron patrullas para tratar de localizar posibles náufragos, repitiéndose la operación en las zonas de Punta Cuchillo, Bahía Franklin, Bahía Valentín y Puerto Español, siempre con resultados negativos. El 27 de octubre se dio por finalizada la búsqueda y se declaró al buque como perdido.

abc

Te puede interesar