Satélite argentino será lanzado entre el 25 y 30 de julio

Interés general 16/07/2020 Por Agencia CTyS- UNLaM
Se trata del SAOCOM 1B que, como sus anteriores, servirá para favorecer al sector agropecuario y será útil para enfrentar catástrofes naturales.
SAOCOM

Luego de la postergación por la pandemia del coronavirus, la puesta en órbita del SAOCOM 1B está prevista para fines de este mes de julio, desde la central de Cabo Cañaveral en Florida, Estados Unidos. El satélite favorecerá al sector agropecuario y será útil para enfrentar catástrofes naturales. “Es la misión espacial más compleja y ambiciosa de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) hasta el momento”, indicaron desde la agencia del Gobierno.

La empresa norteamericana SpaceX, a cargo del vehículo lanzador Falcon 9 en el que ya está ubicado el segundo Satélite Argentino de Observación Con Microondas (SAOCOM), indicó que la puesta en órbita sería entre el 25 y el 30 de julio.

La doctora Laura Frulla, investigadora principal de la Misión SAOCOM, comentó a la Agencia CTyS- UNLaM que “los SAOCOM fueron diseñados para poder generar mapas de humedad del suelo, como así también para identificar zonas en riesgo de inundación, detectar suelos muy secos con riesgo de incendios y producir mapas de riesgo de enfermedades de cultivos, de desplazamiento glaciares y evaluar escenarios para la toma de decisiones de siembra y fertilización”.

“Al disponer de ambos SAOCOM, se podrán observar cada uno de estos fenómenos con más frecuencia, porque cada SAOCOM pasa por un mismo punto cada 16 días por el tipo de órbita que tiene, un tiempo que ahora se reduce a la mitad y, dependiendo del modo de observación, puede ser menor aún”, explicó Frulla.

Además, entre las aplicaciones de los satélites SAOCOM, se encuentra el aportar datos para el control de la tala clandestina de árboles, el identificar los distintos tipos de hielo y sus desplazamientos - información útil para el cumplimiento de la “Ley de Glaciares”- y el detectar manchas de petróleo en los océanos.

El Director Ejecutivo y Técnico de CONAE Raúl Kulichevsky destacó: “Nos llena de orgullo saber que somos uno de los pocos países que efectivamente ha desarrollado, ha puesto en órbita y tiene funcionando perfectamente uno de los satélites con este nivel de complejidad, lo cual pone de manifiesto la capacidad de los técnicos y los profesionales de la Argentina”.

La ingeniera Josefina Peres, jefa del proyecto SAOCOM, detalló “que el diseño y la construcción de estos instrumentos fue bastante federal, ya que hubo tres puntos principales: Bariloche, Córdoba y Buenos Aires”.

“Para la CONAE, esta distribución territorial implicó toda una coordinación con los organismos y empresas que participaron”, agregó Peres. En total, la Misión SAOCOM involucró a más de 900 expertos de diferentes áreas, entre ellas ingeniería, física, matemática, sistemas informáticos y biología, entre otras.

satelite argentino

Te puede interesar