19 personas murieron por ataque ruso sobre Ucrania

Mundo 01/07/2022 Por Télam
Entre las víctimas hay niños y una mujer embarazada.
01-07-2022_al_menos_17_personas_murieron

Al menos 19 personas murieron, entre ellas dos niños y una mujer embarazada, y decenas resultaron heridas, en dos ataques rusos en la región ucraniana de Odesa, un día después de que los gobernantes de la OTAN concluyeron su cumbre en Madrid con el anuncio del envío de 800 millones de dólares en nuevas armas para Ucrania.

El ataque se produjo anoche en el marco de la invasión rusa y, según el jefe del Servicio Estatal de Emergencia (SES), tenía como objetivo una zona residencial, según informó la agencia de noticias ucraniana Ukrinform.

"Los trabajadores de los servicios de rescate están trabajando en la zona", indicó antes de confirmar que entre los fallecidos hay una mujer embarazada. Además, pidió a la población "no ignorar los bombardeos y acudir a refugios". El edificio golpeado tenía nueve plantas.

Al término de la cumbre de la OTAN en Madrid, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden afirmó que su país va a seguir "con Ucrania y toda la alianza va a seguir con Ucrania el tiempo que sea necesario para asegurar que no sea derrotada por Rusia", en una confesión que el canciller ruso, Serguei Lavrov, emparentó con un regreso a la Guerra Fría.

La nueva ofensiva rusa en Odesa coincidió también con las sombrías novedades sobre el alza de la inflación en la eurozona, que pulverizó todos los récords con 8,6% interanual, impulsada por los fuertes aumentos en los precios de la energía y los alimentos.

El índice de inflación interanual ya había registrado 8,1% en mayo y ha quebrado todos los récords de su serie histórica desde noviembre de 2021, a raíz del alza en el precio de la energía, aunque la tendencia se consolidó con la ofensiva rusa en Ucrania, anunció este viernes la agencia de estadísticas Eurostat.

Una posible búsqueda de distensión surgió con la visita a Moscú del presidente indonesio, Joko Widodo, ayer, luego de pasar por Kiev.

El mandatario dijo que le dio al líder ruso, Vladimir Putin, un mensaje de su par ucraniano, Volodimir Zelenski.

Ninguna de las partes ha revelado lo que dice la nota.

En tanto, horas después del fin de la cumbre de la alianza militar atlántica un misil cayó en un edificio de departamentos en la región sureña de Odesa, destruyendo la estructura de nueve pisos y causando la muerte de 14 personas y heridas a otras 30, según cifras oficiales.

El portavoz de la administración regional de Odesa, Serguei Bratchuk, anunció que otras tres personas, incluyendo un niño, murieron en un centro recreativo en la misma zona.

"Se dio el peor escenario posible y dos aviones estratégicos llegaron a la región de Odesa", dijo Bratchuk en una entrevista televisiva. Agregó que los aviones dispararon misiles "muy pesados y muy potentes", reportó la agencia AFP.

Los ataques de este viernes ocurrieron un día después de que las fuerzas rusas abandonaron sus posiciones en la isla de las Serpientes, cerca de la costa de Odesa.

La isla era un símbolo de la resistencia ucraniana en los primeros días de la guerra, y está considerada como un punto estratégico por su ubicación contigua a las rutas marítimas cercanas al puerto de Odesa.

Rusia intentó instalar baterías de misiles y defensa aérea en el sitio cuando sus fuerzas fueron atacadas con drones.

La decisión de abandonar la isla de las Serpientes "cambia considerablemente la situación en el mar Negro", declaró Zelenski ayer. 

"Todavía no garantiza seguridad, no garantiza que el enemigo no regresaría. Pero limita considerablemente las acciones de los ocupantes", agregó en su mensaje diario.

El primer ministro británico, Boris Johnson, mencionó la isla de las Serpientes al advertir al presidente ruso que cualquier posible acuerdo de paz se haría bajo los términos ucranianos.

"Hemos visto lo que Ucrania puede hacer para replegar a los rusos. Hemos visto lo que hicieron alrededor de Kiev y Jarkov, y ahora en la isla de las Serpientes", declaró Johnson.

El ministerio ruso de Defensa calificó la salida de la isla como un "gesto de buena voluntad" para mostrar que Moscú no interfiere con los esfuerzos de la ONU de organizar las exportaciones de granos ucranianos.

Te puede interesar