20 muertos en Rusia por atentado terrorista del Estado Islámico

El cruel acto tuvo lugar en una iglesia ortodoxa de la capital regional de Daguestán. Los atacantes fueron abatidos.

Mundo 24/06/2024 AP

Informe: Euronews

La región sureña rusa de Daguestán celebró hoy lunes el primero de tres días de luto tras un ataque de militantes islámicos que, según las autoridades, mató a 20 personas, la mayoría de ellas policías, y atacó casas de culto en ataques aparentemente coordinados en dos ciudades.

La violencia del domingo en la capital regional de Daguestán, Makhachkala, y la cercana Derbent fue la última que los funcionarios atribuyeron a extremistas islámicos en la región predominantemente musulmana del Cáucaso Norte, así como la más letal en Rusia desde marzo, cuando hombres armados abrieron fuego en un concierto en los suburbios de Moscú, matando a 145 personas.

La filial del grupo Estado Islámico en Afganistán que se atribuyó la responsabilidad del ataque de marzo elogió rápidamente el ataque en Daguestán, diciendo que fue llevado a cabo por “hermanos en el Cáucaso que demostraron que todavía son fuertes”.

El Instituto para el Estudio de la Guerra, con sede en Washington, argumentó que la rama del Cáucaso Norte del grupo Estado Islámico, Vilayat Kavkaz, probablemente estuvo detrás del ataque, describiéndolo como “complejo y coordinado”.

El presidente Vladimir Putin había intentado culpar a Ucrania del ataque de marzo, una vez más sin pruebas y a pesar de que la filial del Estado Islámico se había atribuido la responsabilidad. Kiev ha negado vehementemente cualquier implicación.

El Comité de Investigación, la principal agencia de investigación criminal del país, dijo que los cinco atacantes fueron asesinados. De las 20 personas asesinadas, al menos 15 eran policías.

Las autoridades médicas de Daguestán informaron de que al menos 46 personas resultaron heridas, de las cuales al menos 13 eran policías y cuatro agentes se encuentran hospitalizados en estado grave.

Entre los muertos se encontraba el reverendo Nikolai Kotelnikov, un sacerdote ortodoxo ruso de 66 años de una iglesia de Derbent. Los atacantes le cortaron la garganta antes de prender fuego a la iglesia, según Shamil Khadulayev, subdirector de un organismo de supervisión pública local. El ataque se produjo mientras los fieles ortodoxos celebraban Pentecostés, también conocido como Domingo de la Trinidad.

Más noticias
Lo más visto en U24