Los concejales llevaron un intenso debate por la situación de los ex asentamientos de Ushuaia

Locales 01/07/2020
La problemática las usurpaciones ahora se trasladó a problemas ambientales y los nuevos barrios reclaman soluciones. Los representantes de cada bloque mantuvieron una profunda discusión.
Pino 2020
- Imagenes: Capturas Facebook Live

Lo que fueron las usurpaciones en las zonas altas de la ciudad ahora se trasladan a una nueva problemática con la situación medio ambiental, falta de servicios y ordenamiento de los sectores que fueron levantados por quienes tomaron posesión de la tierra fiscal.

Durante la tercera sesión ordinaria del Concejo realizada este miércoles, los ediles trataron el asunto 306 por el cual el ex asentamiento y ahora barrio El Cañadón pide la intervención del Municipio por la situación ambiental del sector y la problemática con los perros sueltos. El reclamo también se traslada a los ex sectores informales que sufren la falta de agua.

Pino El Presidente del Cuerpo, Juan Carlos Pino (Frente de Todos), comenzó el debate exponiendo que fue el Concejo que “sancionó ordenanzas que tienen que ver con la trama urbana de estos sectores. Se aprobaron durante la gestión anterior 17 tramas urbanas entre ellas muchos de estos sectores, de lo cual no solamente en estos barrios sí tengo que decir se adjudicaron predios y hoy piden nombre de las calles, pero también hay que destacar que a partir de la discusión estos vecinos están pagando impuestos que antes no se hacían. Es un avance del Municipio”.

Romano Rápidamente, el concejal Juan Manuel Romano (FORJA), dijo no concordar con el edil porque “no veo ningún avance. Lo único que veo es un anteproyecto de hace dos años y medio, y sí, es verdad que pagan impuestos, pero no entiendo los beneficios que tienen pagando los impuestos inmobiliarios cuando no pasa la recolección de residuos, cuando las calles no están en buen estado. Hay un anteproyecto aprobado, pero ¿hay un proyecto de calle y un proyecto de servicios aprobados?”.

“Seguimos estacados hace dos años, solamente hay un papel que dice que un terreno tiene dueño”, apuntó.

Oviedo La concejal del Movimiento Popular Fueguino, Mariana Oviedo, que estuvo recorriendo la zona alta de la ciudad, se sumó a la discusión al decir que los vecinos “están pasando necesidades tremendas sin agua, viven en un continuo estado de contaminación por las cloacas. El Estado tiene que estar presente. Están pagando impuestos y el estado municipal está ausente; recolección de residuos no hay y las calles son un desastre. Está bárbaro que paguen impuestos, pero hay que acercarle algo”.

De la Vega Por su parte, el concejal Gabriel De la Vega (Frente de Todos), planteó que “el problema no es sólo llevar leña o agua, pero es imposible llegar con el agua y ese problema es de obras sanitarias y no es de la municipalidad. Caminamos casa por casa, pero este problema no es de este año, sino de años y esta gestión avanzó muchísimo”.

Avila En esa línea, la concejal Laura Avila (Frente de Todos) dio a entender que la discusión y los reclamos surgen luego de un convenio celebrado entre la Municipalidad y el Gobierno nacional para llegar con los servicios a los sectores informales: “Casualmente vino la discusión y ahora todos están preocupados, y nosotros como concejales debemos estar informados y no solamente sentarnos en las bancas para presentar notas para que el Ejecutivo responda”, apuntó.

La edil amplió su cuestionamiento a la oposición e incluso al propio Presidente del Concejo a decir que “cuando Pino habla de que este cuerpo ha aprobado ordenanzas en anteriores gestiones, yo las vi y no me parecen correctas y por eso estoy en esta banca. Nombrar como el Concejo lo venía haciendo, no significa que estaban bien”.

“Hablar de los servicios son importantes, y como el concejal Romano estuvo en Desarrollo Social (de la Municipalidad durante la gestión Sciurano) es buenísimo que ahora se preocupe, hablando desde el lugar de la oposición.  Vuoto fue votado por el 55% que acompañó estas medidas”, sostuvo.

Garramuño En tanto, el concejal Ricardo Garramuño del Movimiento Popular Fueguino, encendió el debate al afirmar que el oficialismo hace “construcciones del relato” porque “el impuesto a las cloacas ya lo cobra la municipalidad y están preocupados por repartir leña y agua y lo muestra como un logro, y eso es la mera incapacidad que tiene el Ejecutivo para las nuevas urbanizaciones”.

En respuesta a Avila, el opositor dijo que “una de las cosas graves, que me siento ofendido, es decir que las ordenanzas están mal hechas y hay un grupo de personas que trabajan donde puedo decir que están bien hechas, pero el Ejecutivo no trabaja”.

“Hablemos de las nuevas usurpaciones que hay ahora. Se está generando el relato, porque Ushuaia no nació en el 2015, pero desde entonces tenemos la peor gestión de Ushuaia”, cuestionó.

Pino Tras el debate, Pino recordó que “Ushuaia ha estado estancada porque estuvo cerrado el registro de la demanda en el 2007 y en el 2008 empezaron a haber tierras para Andorra y Alakalufes. En el 2011 desafectamos tierras en este Concejo, y en el 2016 aprobamos la desafectación de 500 hectáreas. Estos barrios estaban dentro del bosque comunal, como también estaban el Dos Banderas, La Cima y todos estos barrios estaban en el bosque y en el 2016 pudimos desafectar el bosque. Hablamos del barrio Escondido que una vez se desafectó en el 2017 pudimos aprobar la trama urbana de todos estos barrios” y señaló que "hubo vecinos que debieron mover sus casillas" para acomodar el sector.

En ese sentido, el oficialista reconoció que "faltan los servicios, mejorar las calles y los nombres, porque avanzó la trama urbana” y que a la fecha “el Estado va detrás de los problemas y es histórico porque se viene dando desde hace décadas”

Además, señaló que durante el trabajo por ordenar el sector hubo vecinos que “pedían 2500 metros cuadrados de desafectación” y eso “no lo podemos permitir”.

Garramuño 2020
Garramuño encendió el debate al señalar que el oficialismo construye "un relato"

Te puede interesar