El calvario de una madre para ser atendida en la guardia del Hospital Regional Ushuaia

Locales 03/10/2020
Florencia Ortiz llegó con su hija lesionada a la guardia, pero la mandaron a esperar a la calle debido a la prioridad que le da el nosocomio a las personas con coronavirus.
abc

Una situación indignante se vivió el pasado jueves en el Hospital Regional Ushuaia donde una madre, junto a su hija lesionada, debieron esperar por más de una hora en la calle para ser atendidas debido a la prioridad que le da el nosocomio a las personas con coronavirus.

Florencia Ortiz, contó en sus redes sociales que el pasado jueves 1 de octubre "mi hija Oriana de 5 años se cayó jugando en la pieza, a lo que automáticamente llamé a Defensa Civil porque sabía que el hospital solamente estaba atendiendo casos de Covid-19. El señor que me atendió a las 21.40 (no se su nombre, pero me atendió EXCELENTE) me dijo que me iba a mandar una ambulancia y a los 2 minutos me llamó diciéndome que el hospital estaba atendiendo Pediatría, que la lleve a la nena hasta allá".

Tras la recomendación telefónica del operador de Protección Civil, la mujer se dirigió al nosocomio y se presentó en la puerta de la guardia, frente a la farmacia de la OSEF. "Cuando quiero agarrar la puerta, escucho un grito de una señora desde adentro diciéndome: "NO TOQUES LA PUERTA, PORQUE VA A PASAR UN PACIENTE CON COVID-19", yo quedé dura". Y me dice: "Que necesitas?" Y le digo: "Me dirijo a que revisen a mi nena que se abrió la pera" y me responde: "No es grave puede esperar, quédese afuera porque va a ingresar un paciente con COVID-19" (como si la administrativa, sin ver a mi nena, sepa qué diagnóstico tiene), y le dije: "Podrías hacerme pasar por donde están las ambulancias ya que al lado están los consultorios" y me respondió que no podía hacerlo. Y yo me quedé afuera con mi nena, la pera abierta y sangrando, al lado mío había una señora con su hija de 9 años con infección urinaria".

"Desde la entrada de guardia original, que es la que está en la parada de taxis, a la entrada que es ahora para ingresar, hay 2 puertas más, CERRADAS. La única puerta que hay es para que entren pacientes con covid y pacientes que van por una fractura o una abertura de pera. Me hicieron esperar más de una hora afuera porque hay UNA SOLA PUERTA para todo, en vez de abrir una alternativa para la gente que va a la guardia para cosas como le pasó a mi nena. Ellos abren una sola para que pasen los pacientes contagiados por el virus y gente que no, pero que también se puede contagiar porque desinfectan para el ojete", se indignó Ortiz.

Para la mujer, "si o si tenés que morirte de COVID-19 porque si vas con una fractura expuesta no te atienden”, en el Hospital Regional Ushuaia,

La mujer dijo a Ushuaia 24 que, tras la situación vivida en la puerta de la guardia, su hija pudo ser atendida en Pediatría. "Lo único que me queda agradecer a todo esto es: el señor de defensa civil que me llamo hasta 3 veces para ver si me habían atendido, la pediatra una GENIA y los enfermeros, que además de ser unos genios y tener muchísima paciencia, sostenían a mi hija para que se deje suturar", contó finalmente.

Situaciones vividas por Ortiz se vienen repitiendo en los últimos días en donde las personas que no tienen coronavirus deben sortear muchas dificultades para la atención en los centros de salud y del hospital, debido a que las autoridades del Ministerio de Salud están dando prioridad al coronavirus y sus protocolos, poniendo en segundo lugar otras urgencias y atenciones que necesita la población. 

Y como SIEMPRE las directivas del HOSPITAL REGIONAL DE USHUAIA dando de qué hablar! Ayer, jueves 1 de Octubre, mi hija...

Publicado por Florencia Ortiz en Jueves, 1 de octubre de 2020

TE PUEDE INTERESAR