Primer ministro japonés come pescado de Fukushima para mostrar que es "seguro y delicioso"

Lo hizo tras las restricciones chinas a los productos de mar japoneses, por aguas de la accidentada planta nuclear vertidas al Océano Pacifico.

Mundo 30/08/2023

El primer ministro japonés, protagonizó este miércoles un video en el que se lo ve comiendo pescado de Fukushima para promocionar los productos de esta región, tras las restricciones chinas vinculadas al vertido de las aguas de la accidentada central nuclear.

El video -transmitido por el gobierno japonés en las redes sociales- muestra al líder junto con tres de sus ministros degustando lenguado, cerdo, arroz, verduras y frutas provenientes de la región de Fukushima.

"Es muy bueno", afirma Kishida frente a la cámara después de probar un bocado de sashimi, llamando a consumir estos productos del mar japoneses a los que calificó como "seguros y deliciosos", según informó la agencia de noticias AFP.

La semana pasada, Japón comenzó a verter en el océano Pacífico el agua procedente de los reactores dañados de la central nuclear de Fukushima-Daiichi, en el noreste del país, por el tsunami de 2011.

Muchos miembros de la industria pesquera japonesa vienen expresando su preocupación por el impacto de esta decisión en la reputación de los mariscos del país.

La semana pasada, China suspendió todas las importaciones de productos del mar del Japón en respuesta a esta operación, validada por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y que, según Tokio, no implica riesgo alguno para el medio ambiente y la salud humana.

En China, individuos lanzaron huevos y ladrillos contra la embajada japonesa en Beijing y varias escuelas niponas, y Tokio llamó a sus ciudadanos a abstenerse de hablar fuerte en japonés en el gigante asiático.

Las empresas japonesas también sufrieron una ola de acoso telefónico procedente de números chinos.

Más noticias
Lo más visto en U24
MARCA DE AGUA 2024

Trabajadores del buque Tai-An reclaman sueldos adeudados

Locales 11/04/2024

Se trata del buque que desató una polémica nacional por pescar merluza negra y que ahora debe sueldos a los marineros. "No quieren pagar la liquidación hasta que no vendan la merluza negra incautada, esa respuesta nos dan" dijo un trabajador.