Los trabajadores del sector turístico golpeados por la coronacrisis y la precariedad laboral

Locales 29/06/2020
La mayoría se los guías turísticos son monotributistas y no fueron beneficiados por las ayudas del Gobierno nacional y provincial. Un turismo parado y una situación crítica.
Turismo 750x500
- Foto: Archivo Ushuaia 24

La crisis económica por la pandemia del coronavirus golpea a los trabajadores del sector que en su mayoría trabaja como monotributistas. La cuarentena y el turismo 0 revela la precaria situación de los trabajadores que por sus facturaciones anuales quedan fuera de toda ayuda económica que brinda el Gobierno nacional y del Gobierno Provincial.

Ana Prado, integrante de la Asociación de Profesionales del Turismo, explicó en el programa GPS de Radio Nacional Ushuaia, que el sector fue golpeado “cuando se decretó la cuarentena obligatoria en la Provincia y de ahí dejamos de trabajar abruptamente solamente sacando a los últimos pasajeros o las recaladas de los cruceros antárticos”.

Desde ese momento, “nosotros dejamos de percibir ingresos y muchos que trabajan en relación de dependencia con agencias, pero son muy poca la cantidad de gente que tiene un contrato laboral. La mayoría somos monotributistas. En la Provincia, somos más de 250 guías y nuestra temporada alta es en el verano cuando arriban cruceros antárticos y gran porte, y en invierno no trabajamos tanto porque la demanda no es tanta”.

“El 20% de los guías que trabajan en el verano siguen en invierno, y algunos esporádicamente cubriendo francos. El tema es que se nos interrumpió a nosotros y al ser una situación precarizada la nuestra estuvimos en desventaja en las ayudas provinciales y nacionales. De los 250 guías, solo 9 perciben hoy sueldo porque están fijos, obviamente con deducciones, el resto estaba como monotributistas y ellos dejaron de percibir. Para esa persona fue un gran problema y después el IFE no podíamos percibir nuestras categorías no dan con las más bajas e imagínense que nosotros facturamos mucho en el verano para vivir los meses de baja actividad”, reveló.

Sobre otras ayudas por parte del Estado, Padro contó que en el caso “del crédito de tasa 0 de la AFIP tampoco lo pudimos percibir porque se fijaban que no supere el promedio de la facturación de a mediados de marzo a mediados de abril” y "muchos facturamos los meses del verano".

Lo mismo sucede con “la ayuda del Ministerio de Turismo y Deportes, que es una ayuda para 2000 personas por única vez por 50 mil pesos, a los que incluye guías, emprendimientos gastronómicos, alojamientos y artesanos. A nivel nacional somos 10 mil guías y de los fueguinos recibirán poco y nada”.

En cuanto a la ayuda del programa PROGRESO a nivel provincial, la representante del sector informó que “lo está canalizando el INFUETUR en base a deudas que tengamos impagadas de gastos personales”, pero “tampoco es mucho”.

Entre los gastos se encuentra el cano de los guías de turismo, que, si bien se paga cada tres años, muchos de ellos deberán abonarlo este año. “Planteamos suspender el pago, pero ellos la rechazaron e impusieron un pago de 2 mil pesos. No estamos cobrando, y por ahí el Estado esos 2 mil pesos son nada, pero para nosotros es considerable porque es gastar en un cano que no podemos ejercer”, planteó.

El 85% de los guías habilitados acá vivimos permanentemente. Un 20% somos fueguinos y vivimos de lo que trabajamos durante toda la temporada alta. Lo que queremos decir al INFUETUR es que se está fijando en lo que cobran los guías freelance y no se está ocupando del guía que cobra como monotributista que no percibe aguinaldo, licencia por maternidad, vacaciones, nada de eso y que está tratando con gente en distintos idiomas. Esas personas están precarizadas y muchas de ellas trabajan más de 8 horas y no se les paga horas extras o feriados trabajados” , explicó Prado.

TE PUEDE INTERESAR