Aseguran que "las condiciones sanitarias y salubridad no están dadas" para la vuelta al cole en Ushuaia

Locales 18/02/2021
Juan Carrizo de AMET denunció que hay establecimientos que no se encuentran en buen estado para el regreso a la presencialidad. También advirtió que será imposible evitar los contagios del coronavirus en los colegios.
abc
Una de las aulas del colegio Olga B de Arko (EPET) en total abandono

Luego de viralizarse las pésimas condiciones en las que se encuentra el colegio provincial Olga B de Arko (EPET) de Ushuaia, el representante de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Juan Carrizo, aseguró este jueves que “las condiciones sanitarias y salubridad no están dadas para el plan que tiene pensado el Ministerio de Educación” para el regreso de la presencialidad de los docentes y alumnos.

“Recibimos imágenes de distintos establecimientos escolares confirmando que las escuelas con tanto tiempo cerradas se han deteriorado y en algunas se han realizado trabajos externos como en el Olga B de Arko, en donde en la parte interna no veíamos gente trabajando desde hace tiempo”, dijo en declaraciones a Radio Provincia Ushuaia.

“Veníamos pidiendo poder ver el estado real de los edificios escolares, porque hay que tener en cuenta que en un edificio mientras está funcionando se pueden realizar las reparaciones porque uno las viendo”, explicó y citó como ejemplo “cuando se rompe una tubería se arregla, ahora si el edificio estuvo cerrado y no estuvo funcionando la instalación sanitaria con los temas de congelamiento provoca que revienten las tuberías”.

Estos hechos de rotura de tuberías se dieron “en el IPES, Escuela 16 y la Escuela 31”, por lo que el dirigente afirmó que “hoy al día jueves y que los docentes se deben presentar el lunes las condiciones sanitarias y salubridad no están dadas para el plan que tiene pensado el Ministerio de Educación”.

Respecto a la situación de los protocolos por el coronavirus, Carrizo reconoció que la cartera educativa realizó las charlas correspondientes para evitar los contagios, sin embargo cuestionó que fueron cortas y pocos contundentes para los docentes. “No fue suficiente para lograr algo seguro para trabajar y también para los chicos para minimizar los contagios, porque va a ser imposible anular las fuentes de nivel de contagio en las escuelas. Las burbujas las pinchamos nosotros mismos cuando los docentes van de un colegio a otro, porque esas son las condiciones de los docentes”, alertó.

 

MÁS NOTICIAS