Fiestas de fin de año con niños con TEA: ¿Cómo compartir y cuidarlos?

Interés general 17/12/2021
Los niños con autismo se enfrentan el desafío de las fiestas, movimientos, luces y ruidos. 

Se acercan las fiestas, un momento del año que representa todo un desafío para los niños con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) dado que se presentan demasiados cambios que afrontar para ellos. 

Salir a casa de familiares que ven con poca frecuencia, alimentos a los que no están acostumbrados, luces que no son las habituales y, como si todo esto fuera poco, los fuegos artificiales, bombas de estruendo y diversos sonidos que alteran su rutina. ¿Como podemos hacer para minimizar lo que les genera malestar y propiciar momentos de disfrute también para ellos? 

La Dra. Sandra Berta, neuropediatra y Directora Científica de BANEDI, la primera herramienta digital en español que permite diagnosticar problemas cognitivos y de aprendizaje en niños y adolescentes de 4 a 15 años, propone tomar algunos recaudos para este momento tan especial del año:

►Fiestas en casa: Propongamos a nuestros familiares y amigos que vengan a nuestra casa. El mantenerse en su propio hogar los hará sentirse más seguros, allí se encuentran sus juguetes, su dormitorio, su mascota, todo el ambiente que lo rodea es familiar para él. En caso que eso no sea posible, evitemos llevarlos a casas de familiares que frecuentan poco.

►Mantener rutinas: Respetemos lo más posible sus horarios, su alimentación y su rutina diaria. Usemos las prendas de vestir que le resultan más cómodas y que no le generen molestias, lo mismo que el calzado. No es momento de probar prendas de vestir ni calzado nuevos. 

►Comprensión familiar: Hablemos con nuestros familiares y amigos, y pongamoslos al tanto de las características y costumbres del niño, pidamos comprensión y acompañamiento. Por ejemplo, no forzarlo a saludar, al contacto corporal, ni hacer que participe de todas las actividades de estos días especiales, nada de eso será una experiencia gratificante para el niño. 

►Dar libertad: Dejémoslo que elija con quién y en qué lugar de la casa estar, ese será el lugar y con quien él se sienta más seguro.

►Regalos aptos: Debemos asegurarnos que los regalos sean adecuados en tamaño, textura, sonido, luces de forma tal que le resulte una experiencia placentera.

►A las 00hs: El momento de los fuegos artificiales, es de gran estrés para estos niños. Tratemos de que se sientan acompañados, en un lugar de la casa donde el sonido sea lo más leve posible. Muchas veces estos niños no toleran los tapones para los oídos, evitemos usarlos para que no sean un factor más de molestia.

Por último, no hay nada más importante para ellos que anticiparles lo que va a pasar, así que en los días previos les iremos explicando cómo se va a desarrollar ese día, quién lo va a visitar y toda situación que sea inusual para él.

Para los niños con TEA, las fiestas suelen generar mucha ansiedad. Sabemos lo que significa para ellos salirse de la rutina diaria, entonces debemos mantenerla lo más posible, lo que no impide el disfrute de toda la familia. 

Asesoró: Dra. Sandra Berta, neuropediatra y Directora Científica de BANEDI, la primera herramienta digital en español que permite diagnosticar problemas cognitivos y de aprendizaje en niños y adolescentes de 4 a 15 años.

MÁS NOTICIAS