Por segundo mes consecutivo, la industria pyme cayó 3,2% anual en julio

La actividad PYME estuvo perjudicada por la incertidumbre electoral que generó falta de producto por parte de proveedores  y hay temores sobre las dificultades para mejorar el panorama actual hasta fin de año.

Economía 27/08/2023
pyme industrial

 Por segundo mes consecutivo, la industria manufacturera pyme se retrajo en un 3,2% frente al mismo mes del año anterior, y 2,6% en la comparación con junio, según reveló un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El mes estuvo marcado " por la dinámica electoral, que afectó la normalidad de muchas empresas. Por ejemplo, el 54% de las firmas consultadas declararon más problemas para reponer stocks que en el mes de junio". No obstante, la industria pyme mantiene un crecimiento de 0,6% en comparación con igual período de 2022.

 Sobre julio, las pymes afirmaron comenzar el mes produciendo a pleno, pero en la quincena del mes "se comenzaron a tensar los mercados y los proveedores retacearon entregas de insumos por temor a próximos aumentos. Las listas de precios también mostraron ajustes más fuertes, que las industrias debieron trasladar al precio de venta por el bajo margen para continuar absorbiendo incrementos".

Los empresarios consultados manifestaron que "la variable política fue la que mayor perjuicio les generó, y hay temores sobre las dificultades para mejorar el panorama actual hasta fin de año".

CAME: Julio rubro por rubro 

Alimentos y bebidas: La producción creció 4,4% anual en julio, a precios constantes, y acumula un aumento de 5,3% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual se retrajo 0,8%. Las industrias trabajaron en julio con 74,3% de su capacidad instalada, 1,2 puntos por encima de junio (72,9%). Hubo faltantes de harinas, café, azúcar y tapas plásticas para envases. Los empresarios consultados se mostraron preocupados porque se frenaron los pedidos de presupuestos y suponen que eso estaría denotando problemas de demanda que hasta ahora no se veían.

“Hubo demasiada incertidumbre en el sector. Los proveedores no vendían insumos importados por más que los tuvieran; o bien, los entregan sin factura. Fue muy difícil la comercialización de nuestros productos en julio, y agosto está siendo peor” (Fábrica de alimentos para animales de Esperanza, en Santa Fe).

Indumentaria y textil: La producción aumentó 1,6% anual en julio, a precios constantes, y acumula un crecimiento de 1,4% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual tuvo una baja de 2,9%. Las industrias trabajaron en julio con 74% de su capacidad instalada. Las empresas manifestaron que la demanda se mantuvo firme, pero los problemas para conseguir insumos dificultaron la producción. Adjudicaron esa cuestión a los incrementos del dólar y a las demoras en la aprobación de las SIRA, que provocaron faltantes de elementos esenciales para producir. 

“Desde hace dos semanas que no tomamos nuevos pedidos porque no tenemos insumos. Las SIRA están trabadas y los proveedores nacionales nos entregan la mitad de las telas que pedimos” (Fábrica de la localidad de San Martín en provincia de Buenos Aires).

Madera y muebles: La producción descendió 4,8% anual en julio, a precios constantes, y acumula un aumento de 1,5% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual, la caída alcanzó al 7,9%. Las industrias trabajaron en julio con 75,5% de sus instalaciones, levemente por encima de junio (75,3%). El sector se movió con altibajos en el mes, en función de los aumentos de precios. Hubo dificultades para conseguir insumos como pegamentos, clavos, barnices y algunas variedades de madera. La mitad de las empresas consultadas tuvieron más problemas para reponer stock que el mes anterior.

“Está muy raro el mercado. Hemos tenido altibajos, pero este año esos altibajos se han acentuado más. En julio se vendió casi la mitad que en junio” (Fábrica de la ciudad de Tunuyán, en Mendoza).

Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte: La producción se retrajo 4,2% anual en julio, a precios constantes, y se mantiene sin cambios en el acumulado del año. En la comparación mensual se redujo 2,9%. Las industrias trabajaron en julio con 69,9% de su capacidad instalada, 0,6 puntos porcentuales por debajo de junio (70,5%). Continuaron los problemas para conseguir acero, cobre y otros insumos básicos. Los proveedores que cotizan a dólar blue retacearon entregas. Hubo cambios de precios a diario, lo que generó demoras en la presentación de presupuestos, según manifestaron algunas empresas consultadas.

“La situación, desde hace varios meses, viene floja. Tuvimos problemas en la reposición de stock por demoras en las entregas de cobre y por falta de trabajadores calificados. Eso generó desfasajes en los tiempos de entrega y la fluidez con la que se trabaja habitualmente” (Fábrica de Rosario, en provincia de Santa Fe).

“Se paralizaron las ventas y hubo muchos problemas para conseguir insumos” (Fábrica de maquinaria de Mar del Plata, en provincia de Buenos Aires).

Productos químicos y plásticos: La producción cayó 6,2% anual en julio, a precios constantes, y acumula un aumento de 0,7% en los primeros siete meses del año (frente a igual período de 2022). En la comparación mensual tuvo una retracción de 3,3%. Las industrias trabajaron con 65,8% de su capacidad instalada, 2,3 puntos menos que en junio (68,1%). Las empresas reportaron faltantes de insumos y más dificultades en la cadena de pagos. El 65% de los empresarios manifestó más problemas para reponer stocks que en junio. Los insumos, según señalaron, llegaron con aumentos de hasta 40%.

“Atravesamos una situación preocupante de aumentos en impuestos, materia prima, cargas sociales y una baja considerable de ventas” (Empresario de la ciudad de La Banda, en Santiago del Estero).

“Nuestras ventas dependen mucho del dólar. Hoy está muy difícil producir y comercializar fuera del país donde tenemos mercados” (Fábrica de la ciudad de Formosa).

Papel, cartón, edición e impresión: La producción tuvo una caída anual de 22,9%, a precios constantes, y en los primeros siete meses del año acumula una baja de 14,8% (frente a igual período de 2022). En la comparación intermensual se observó un incremento de +0,5% respecto al mes anterior. Las industrias trabajaron en julio con 77,5% de su capacidad instalada, un nivel alto, pero 3 puntos menor a junio (80,5%). Se reportaron faltantes de tintas, adhesivos, cartulinas y otros papeles. Pero los incrementos de precios en los insumos fue la principal preocupación de las empresas en el mes, especialmente sobre la última semana.

“Estamos muy afectados por las trabas para importar, nos falta materia prima para los trabajos. Es todo un desastre” (Industria de ciudad de La Rioja).

“Tuvimos muchos problemas para conseguir productos, hubo cambios en los pagos de importaciones y eso atrasó entregas. Fueron muchos los inconvenientes que afectaron a todas las instancias de nuestra producción” (empresa de la ciudad de Bahía Blanca, en provincia de Buenos Aires).

Reposición de stock: Consultados por la reposición de stock en el mes de julio, comparado con el mes anterior, en promedio el 53,8% de los industriales informaron haber tenido problemas. Por un lado, se destaca el caso del rubro “Químicos y plásticos” que, de acuerdo con el 64,8% de los encuestados, se posicionó como el sector con mayores dificultades para reponer su stock. Por otro lado, el rubro menos afectado por esta problemática fue el Textil, donde el 48% indicó haber tenido dificultades para reponer.

Te puede interesar
Lo más visto