Las ventas minoristas pyme continúan cayendo y en julio cerraron 3,6% en baja

Por séptimo mes consecutivo en julio, al ubicarse 3,6% por debajo del mismo mes de 2022. "La inflación está golpeando al consumo en todos los rubros de la economía" afirman en CAME.

Economía 06/08/2023
abc

Las ventas minoristas pymes descendieron por séptimo mes consecutivo en julio, al ubicarse 3,6% por debajo del mismo mes de 2022, en la medición a precios constantes. "La inflación está golpeando al consumo en todos los rubros de la economía, excepto en el sector farmacéutico" alertaron desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En los primeros siete meses del año el comercio acumula una caída de 1,6%. También en la comparación mensual, se vendió 3,2% menos que en junio. El sector más afectado durante el mes de julio fue el de Textil e Indumentaria, que se contrajo un 7% anual en comparación con el mes anterior. También se destaca el declive en Alimentos y Bebidas, con una significativa variación interanual del 4,3%. "La gente está gastando menos en bienes y servicios, lo que está provocando una desaceleración económica", indicaron.

Los negocios consultados señalaron que las últimas dos semanas del mes fueron muy difíciles, con ajustes de precios diarios, proveedores suspendiendo entregas y sin valores para algunos productos. Frente a una dinámica inflacionaria que se manifiesta en elevadas tasas de aumentos, cada vez más frecuentes, los salarios de los trabajadores quedan muy rezagados. Este fenómeno impacta en la reducción de la demanda verificada. Mientras tanto, los comercios se ven afectados no solo por la caída de ventas, sino por incrementos de costos en alquileres, y otros servicios, que reducen sus márgenes de ganancias.

En julio, seis de los siete rubros registraron caídas interanuales en sus ventas. La mayor retracción se ubicó en el rubro de Textil e Indumentaria (-7%) y el único rubro en alza volvió a ser Farmacias (+1,3%).

Comercio de Godoy Cruz, Mendoza: “Los aumentos de precios son muy fuertes, la gente quiere comprar, pero cuando llega a la caja no le alcanza y deja productos”.

Comercio de Rosario, provincia de Santa Fe: "Cambié las marcas de varios productos por los aumentos, todos los meses reinvierto el máximo de mis ganancias para stockearme por la inflación, pero igual tengo faltantes de bienes de canasta básica como azúcar, que ninguno de mis tres proveedores tenía en la última compra”.

Comercio de Mar del Plata: "Estos últimos meses vengo notando que estoy vendiendo más online y en convenciones o eventos que en el local mismo".

Comercio ciudad de Córdoba: "Con la fluctuación del dólar blue, los proveedores guardan la mercadería, no se si no vendemos porque la gente no compra o porque no tenemos productos”.

Te puede interesar
Lo más visto