Chubut: Presentaron una denuncia penal por la matanza de pingüinos en Punta Tombo

Nacionales 02/12/2021
La denuncia fue presentada por ambientalistas para que exigir una investigación penal a fondo con motivo de la masacre perpetrada en la Reserva Punta Tombo. Ambiente denunció y allanó un predio.
punta tombo
Ambiente allanó el predio donde se produjo la matanza de pingüinos en Punta Tombo

La Asociación Argentina de Abogadas/os Ambientalistas y Greenpeace Argentina presentaron una denuncia penal ante las autoridades del Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Chubut, para exigir una investigación penal a fondo con motivo de la masacre perpetrada en la Reserva Punta Tombo, donde cientos de pingüinos magallanes fueron asesinados.

“Entendemos que estamos ante un Ecocidio por haberse generado un daño grave, a gran escala e irreversible contra la biodiversidad, los ecosistemas y los derechos de la madre tierra, comprometiendo la reproducción y desarrollo de una de las colonias de pingüinos más importantes del mundo, alterando significativamente la continuidad de los ciclos vitales de la Naturaleza y afectando severamente su capacidad de regeneración”, sostuvieron Rafael Colombo y Lucas Micheloud de la Asociación de Abogados/as Ambientalistas.

"Las topadoras pasaron por encima de la mayor colonia de pingüinos de Magallanes del mundo, en una zona de alta densidad de nidos. Esto es un  verdadero crimen ambiental que constituye un delito penal y debe ser investigado y sancionado como tal. El daño generado es irreversible y la justicia debe actuar conforme a la gravedad de los hechos", sostuvo Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace. 

Al mismo tiempo, la denuncia remitida sugiere a la Fiscalía interviniente que disponga, de manera inmediata, el traslado de los pingüinos afectados a un Centro de Atención y Recuperación Animal no Humano; la presentación, en un plazo 5 días, de un plan de reinserción de los pingüinos que fueran oportunamente trasladados por parte de las autoridades de la Reserva, observando que el mismo asegure los recaudos necesarios para el bienestar animal, manejo de la especie e integridad física; se efectúe una ficha médica por cada pingüino asesinado y herido, y se designe un equipo de expertos en ciencias biológicas y veterinarias de la Reserva a fin de realizar el seguimiento de la evolución de los mismos. 

A su vez, se sugiere que se exhorte a la Administración de la Reserva y las reparticiones ministeriales provinciales competentes a diseñar una planificación de la Gestión Institucional de la Reserva, con el deliberado propósito de garantizar el bienestar y dignidad animal, para los pingüinos existentes y otros animales no humanos, adoptando medidas proactivas y preventivas que garanticen que no se realizarán acciones antrópicas en la reserva y terrenos colindantes que comprometan la integridad física y emocional de los pingüinos y otros animales no humanos; exhorte a las autoridades provinciales de Chubut a establecer mecanismos sancionatorios agravados frente a prácticas que dañen a los pingüinos y la diversidad biológica; solicite incorporar al imputado en registro de infractores ambientales y establezca penas privativas de libertad contra su persona y penas accesorias: inhabilitación, caducidad de permisos, clausuras, multas, entre otras.

Allanamiento por la matanza de Pingüinos 

Por su parte, la Brigada de Control Ambiental (BCA) del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible logró obtener una orden de allanamiento para inspeccionar el área lindera a Punta Tombo, pese a la resistencia del dueño del campo que negó la entrada al cuerpo de inspectores nacionales. Allí se corroboró la afectación del ambiente en la colonia de aves y la flora autóctona producto de la construcción de un camino.

Las acciones se dan en el marco de la presentación judicial por parte del Ministerio que conduce Juan Cabandié para que se investigue el hecho, y como parte de una política de Estado que la cartera nacional lleva adelante en línea con su compromiso con el bienestar animal.

Respecto a lo ocurrido, Cabandié expresó: "Desde ayer nuestra Brigada de Control Ambiental se puso a disposición de la fiscalía y de la jueza y están trabajando en forma conjunta. Al mismo tiempo hicimos una denuncia penal basada en la ley nacional de protección animal que establece que los ciudadanos tenemos que proteger no solo la fauna sino también sus crías”, señaló el ministro en declaraciones a los medios.

A su vez, el titular de la cartera de Ambiente adelantó que se está trabajando “para presentar el año próximo un proyecto de ley que regule el bienestar animal”, un tema que “preocupa a muchos ciudadanos”. “Nosotros somos el área competente para generar estas normas, será el Congreso el que las tenga que sancionar”.

Para finalizar, Cabandié subrayó: “Los seres humanos tenemos que dejar de sentirnos superiores a los animales y tener una posición dominante sobre ellos”.

MÁS NOTICIAS